Industria

Las 100 empresas más grandes de 2018


El sector de minas e hidrocarburos fue el que más creció en ingresos

viernes, 17 de mayo de 2019

los líderes de las finanzas de las compañías deben hacer un análisis holístico que vaya más allá del ámbito puramente financiero e incluya cómo se verán afectados sus procesos con dichas transacciones.

Felipe Jánica

De acuerdo con el más reciente estudio hecho por EY en Latinoamérica, más de 59% de los líderes financieros de las empresas están tomando decisiones basadas en reportes financieros, cada vez más complejos. Lo anterior se debe a que la información financiera, como consecuencia de la cantidad de datos existentes, se ha robustecido. A esto hay que sumarle los asuntos de cumplimiento, como pago y presentaciones de declaraciones tributarias, además del envío de certificaciones a entidades de vigilancia y control. Con una realidad de negocios globalizada, se hace necesario que los líderes de las organizaciones se detengan e inviertan parte de su valioso tiempo en analizar por qué deben reestructurar la función financiera de sus empresas.

Recordemos que, si las finanzas funcionan bien, los negocios funcionarán bien.

Con la necesidad actual de globalizar los mercados, los desafíos que enfrentan las compañías son innumerables. Es claro que la globalización conlleva el movimiento de capitales con empresas en otros países y de igual manera, el movimiento de transacciones. Como todos sabemos, esto al final siempre nos lleva a un reporte financiero.

Pero, antes de que estas lleguen al reporte, deben ser analizadas desde su impacto. Por esta razón, los líderes de las finanzas de las compañías deben hacer un análisis holístico que vaya más allá del ámbito puramente financiero e incluya cómo se verán afectados sus procesos con dichas transacciones.

Aunque sé que la velocidad no es amiga de la calidad y algunas decisiones deben tomarse rápidamente, es claro que lograrlo no es tan sencillo, pero si los líderes de la organización interiorizan la necesidad de hacer una planeación estratégica en lo financiero y con ello empiezan a ejecutar un plan de modernización que permita tomar decisiones controladas y con alto impacto predictivo para el reporte financiero, será una realidad.

Es muy amplia y nutrida la discusión acerca de la importancia de la renovación estratégica de las empresas. Estoy convencido de que las compañías que no se reinventen y decidan no incluir en la renovación un alto componente de emprendimiento corporativo sumado a espíritu creativo, estarán destinadas al fracaso.

Pero antes de iniciar esta renovación es importante analizar con qué recursos cuentan. Cuando hablo de recursos, no me refiero únicamente a los de tipo financiero, sino también al capital humano; pues si no se cuenta con las habilidades y aptitudes necesarias, surgirán nuevos desafíos como contratar a profesionales idóneos, tercerizar el proceso, capacitar al personal existente o incluso una combinación de las tres.

En cualquiera de estos escenarios, se necesitará inversión. Lo que podemos concluir es que en cualquier decisión importante que se tome para mejor el funcionamiento de la organización el componente financiero siempre será fundamental.

Así las cosas, las empresas deberían estar pensando en soluciones de fondo a sus asuntos de largo plazo. Una de estas debería ser la revisión de su planeación estratégica en la que desde ya deberían analizar por qué es necesario hacer una diversificación de sus productos o servicios, buscar nuevos mercados e innovar teniendo en cuenta las necesidades de sus clientes. Además, es necesario que se haga una inversión importante en los recursos tecnológicos y en el análisis profundo de las políticas financieras para determinar si contribuyen a la renovación.

Más allá de los reportes hay que invertir en tener claras y controladas las bases de los principales indicadores para poder analizar la causa raíz o la fuente real de éstos.