Hacienda

El Estado de la economía colombiana


Conozca cómo inician el año los principales indicadores económicos del país y cuál es el rumbo que pueden tomar en 2020

martes, 4 de febrero de 2020

El 2020 luce como un año sobre el que se puede soportar una visión objetivamente optimista para el sector de la construcción

Sandra Forero

El 2020 luce como un año sobre el que se puede soportar una visión objetivamente optimista para el sector de la construcción. Las señales observadas a lo largo de 2019 respecto al mercado de vivienda nueva, particularmente el de vivienda social y segmento medio, alimentan esa expectativa, junto a un desempeño que puede describirse como punto de inflexión para el mercado de vivienda de segmentos altos y la construcción no residencial. Estas tendencias, sumadas a un terreno de bajas tasas de interés y dinamismo en el canal de crédito, configuran las condiciones para fijar expectativas favorables durante el año.

El mercado de vivienda nueva cerró 2019 con un crecimiento de 4,7%, llegando a 188.000 unidades vendidas. El lanzamiento de proyectos también tuvo un repunte importante que reflejó un crecimiento de 10%. En este dinamismo, la vivienda social llegó a 118.000 unidades, evidencia clara de la importancia del programa Mi Casa Ya, que ha permitido no solo incrementar la oferta de proyectos de Vivienda de Interés Social (VIS), sino que ha facilitado el cierre financiero para decenas de miles de hogares, llevando a que seis de cada 10 viviendas nuevas en el país sean VIS.

Con este escenario, las perspectivas sobre la construcción y el mercado de vivienda tienen dos claves adicionales para mantener su desempeño en 2020, las cuales se deben incluir en cualquier ecuación de prospectiva del sector: i) suficiencia de recursos para financiar Mi Casa Ya y ii) acciones que se fijen en materia de vivienda y desarrollo urbano a nivel local. El no contar con la suficiencia de subsidios generaría un freno súbito en la dinámica de preventas, iniciaciones de obra y subsecuentemente, contratación de mano obra, demanda de insumos y generación de valor agregado del sector.

Asimismo, restringir los procesos de gestión de suelo y proyectos urbanísticos estratégicos que vienen en ejecución, así como no definir metas claras en materia de vivienda nueva pueden convertirse en limitantes al desempeño del sector.