Industria

Especial Sostenibilidad y Medio Ambiente


De acuerdo con el informe de la Organización Meteorológica Mundial, entre 2015 y 2018, se presentaron los cuatro años más cálidos de la historia. Por esto, buscar ser sostenibles y amigables con el medio ambiente es una tarea de todos: empresas, universidades y personas.

La adquisición de esta flota se traduce en vehículos más versátiles para moverse en zonas residenciales.

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Con una inversión de más de $6.000 millones, el Grupo Logístico TCC inició un proceso de renovación de flota en el que se incorporaron 12 vehículos eléctricos y 70 diésel. La renovación se da en el marco de la celebración de los 50 años de la empresa y como muestra de su compromiso con el bienestar de sus colaboradores, el servicio al cliente y el cuidado del medio ambiente.

La adquisición de esta flota se traduce en vehículos más versátiles para moverse en zonas residenciales, con capacidad de carga de hasta 500 kilos, y al ser más pequeños permiten trazar rutas de entregas más cortas, lo cual beneficia directamente a los clientes.

La nueva flota de vehículos eléctricos Renault KangooZ.E. que operará en sectores residenciales de la capital antioqueña, con lo que se busca apostarle a una movilidad sostenible, amigable y eficiente. El aporte más significativo de esta propuesta es que con los nuevos vehículos eléctricos no se generarán emisiones ni residuos peligrosos como aceites y filtros.

Para contribuir al mejoramiento de la calidad del aire en Medellín, el Grupo Logístico TCC avanza con una serie iniciativas y buenas prácticas que se impulsan desde su cultura organizacional y se ven reflejadas tanto adentro como afuera de la empresa, es por eso que los aceites utilizados en los vehículos son sintéticos o biodiésel, se promueve el uso de la bicicleta y se instauró el uso de carretillas para la distribución de mercancía en el sector del centro de la ciudad.

Por su parte, la flota de 70 vehículos diésel son marca Citroën y los cuales cuentan con motorizaciones turbodiésel que responden a la norma Euro 5 de control de emisiones y reducidos niveles de emisiones de CO2.