Judicial

Especial Asuntos Legales


LR le quiso dar un espacio a los bufetes más importantes en este especial Asuntos Legales, para reflexionar sobre el panorama de las firmas y en general del mercado de la industria legal, el boom de las buenas prácticas legales y, además, recordar el ranking de los mejores.

martes, 25 de septiembre de 2018

Las universidades lideran solicitudes de invención en el país

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Colombia se ha propuesto ser un país de innovaciones y uno de los indicadores que demuestra si se está haciendo bien la tarea es el número de solicitudes y registros de patentes que otorga la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). El país lleva dos años consecutivos incrementando el número de patentes concedidas. En 2016 fueron otorgadas 989, en 2017 fueron 2.198 y hasta el 12 de septiembre van 737.

De acuerdo con datos suministrados por la entidad, las patentes de invención concedidas a residentes son 107; mientras que a no residentes son 570. Entre tanto, las patentes de modelo de utilidad a residentes son 48 y a no residentes suman 12.

El informe destaca que la mayor concentración de solicitudes de patentes de invención está en Bogotá, seguido por Antioquia, Valle del Cauca y Risaralda. Una explicación para esto es que en la capital del país y estos departamentos se concentra mayor población y gran parte del tejido empresarial.

Ahora bien, los países que más destacan actualmente en las solicitudes de patentes de invención son: Estados Unidos, Suiza y Alemania.

Un buen indicador es que las universidades lideran el ranking de solicitudes de patentes ante la Superintendencia de Industria y Comercio, hecho que se fundamenta en el crecimiento acelerado que se ha tenido los últimos periodos en cuanto a innovación se refiere. En lo que va corrido de 2018, la SIC ha concedido un total de 20 patentes a varias instituciones educativas en Colombia. Se distribuyen en los siguientes sectores: nueve en mecánica; cinco en electricidad, electrónica y telecomunicaciones; tres en procesos químicos; y tres en productos biológicos.

Entre estas se destacan la Universidad Nacional (6) y la Tecnológica de Pereira (3). En tercer puesto se encuentran Eafit y la de Universidad de Antioquia con dos patentes, lo mismo que la Universidad Surcolombiana.

Martha Prada, directora de innovación de la Universidad Pontificia Bolivariana, indicó que las instituciones destinan buena parte de los recursos a investigaciones que se deriven en innovaciones disruptivas que puedan ser patentadas. “Además de ser un indicador importante para los rankings, las patentes se convirtieron en una forma para comercializar con la empresa. Es un activo que se puede vender con el sector privado”, explicó Prada.

De acuerdo con la SIC, en 2014 el promedio de solicitudes de patentes era de cinco por cada millón de habitantes, mientras que en 2017 se llegó a 16 por millón de habitantes.
Para lograr esto, la entidad ha puesto en marcha 33 Centros de Apoyo, Tecnología e Innovación (Cati), en los cuales se prestan servicios de orientación en materia de propiedad industrial y asistencia en la búsqueda de información tecnológica, y 19 de ellos operan en universidades.

Igualmente existe el programa de Asistencia a Inventores (PAI) que permite que abogados trabajen probono para asesorar a los inventores de manera gratuita. Este programa es de la Ompi y Colombia tuvo el proyecto piloto.
Ángela Amaya, socia de Amaya Propiedad Intelectual, indicó que, aunque el país todavía está rezagado en comparación con otros países, el avance ha sido significativo cada año. Para la experta, aún falta mejorar el emprendimiento y en la medida en que se solidifique la industria, tanto las solicitudes como los registros serán mayores.

“El aumento en las solicitudes y patentes concedidas es un reflejo de las nuevas dinámicas que vive el país. Hay que promover más la creatividad”, expresó Amaya.

¿Qué beneficios obtiene al patentar?

De acuerdo con la SIC, la patente es un privilegio que le otorga el Estado al inventor como reconocimiento de la inversión y esfuerzos realizados por éste para lograr una solución técnica que le aporte beneficios a la humanidad. Dicho privilegio consiste en el derecho a explotar exclusivamente el invento durante 20 años. La explotación consiste en comercializar exclusiva y directamente el producto patentado.