Hacienda

Elecciones en Estados Unidos 2020


Conozca todos los detalles de la contienda electoral entre Donald Trump y Joe Biden

El Congreso, en funcionamiento hasta enero, ha estado trabajando con un presupuesto temporal que vence el 11 de diciembre

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

El Congreso de Estados Unidos no tuvo muchos cambios y movimientos en estas elecciones. En el Senado, a pesar de haber perdido un escaño ante los demócratas, el partido Republicano está a poco de consolidar nuevamente la mayoría, lo que sería un posible contrapeso a la elección de Joe Biden como presidente de ese país. En cuanto a la Cámara de Representantes, los demócratas están cerca de asegurar la mayoría con 189 escaños, cuatro más que el partido rojo.

“La organización del Congreso en los Estados Unidos es fundamental, pero es difícil prever escenarios con la elección presidencial todavía en duda. Una eventual victoria de Trump mantendría las dinámicas actuales: un Congreso dividido que posiblemente tendrá parálisis legislativas ante la presión de los demócratas por obligar al presidente a negociar sus posiciones más radicales”, indicó el investigador del Centro de Pensamiento UNCaribe de la Universidad del Norte, Reynell Badillo.

Para el analista, en caso de que Biden sea elegido presidente, se puede esperar un escenario de “parálisis legislativa”, dado que los republicanos han anunciado que intentarán obstruir cualquier medida que no esté acorde con su agenda.

“La división de la Cámara y el Senado es también otra muestra de la polarización por la que pasa el país. Cada vez hay más distancia entre los partidos tradicionales y esto se puede observar en la forma en que se está votando”, concluyó.

Entre los casos más particulares de esta elección, la demócrata Sarah McBride, en representación de Delaware, se convirtió en la primera mujer transgénero en ser elegida senadora, luego de haber derrotado a su rival republicano con 86% de los votos de su estado. También, la congresista demócrata Cori Bush es la primera representante del movimiento Black Lives Matter que ocupa un escaño en el senado estadounidense.

Por el lado republicano, Marjorie Taylor Greene, elegida representante a la Cámara, es la primera congresista en manifestar públicamente su apoyo al movimiento ‘QAnon’, el cual asegura que el actual presidente, Donald Trump, es “el último bastión de defensa contra los casos de pedofilia denunciados en el partido demócrata”. Greene fue una de las 318 mujeres que hicieron campaña por escaños en la Cámara de Representantes o el Senado, de las cuales 117 eran mujeres de raza no blanca.

Desde ayer, el Senado controlado por los republicanos y la Cámara de Representantes de mayoría demócrata volvió al atasco que ha impedido cualquier nueva acción desde abril para estimular la economía golpeada por el covid-19. El Congreso, en funcionamiento hasta principios de enero, ha estado trabajando desde el 1 de octubre con un presupuesto temporal que vence el 11 de diciembre.