Hacienda

Elecciones en Estados Unidos 2020


Conozca todos los detalles de la contienda electoral entre Donald Trump y Joe Biden

Más empleo, energías renovables, controlar el covid y expandir la clase media son parte de las propuestas que plantea el demócrata

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Luego de tres días de escrutinios y polémicas, todo parece indicar que Joe Biden es parcialmente el ganador de la contienda por la presidencia de los Estados Unidos. El estado de Georgia realiza recuento de votos por el estrecho margen entre los dos candidatos. Sin embargo, de confirmarse los datos, el demócrata aseguraría los 270 votos electorales y llegaría a la Casa Blanca.

Bajo este panorama, el plan económico del potencial mandatario número 46 de la economía más grande del mundo se centra en 10 aspectos: subir impuestos a sociedades y clase alta, la recuperación y creación de empleos, desarrollo de la clase media, transición a energías renovables, bajarle el tono a la guerra comercial con China, hacerle frente al covid, recuperar Obamacare, fortalecer las pequeñas empresas, apostar por las universidades comunitarias y la reapertura gradual.

Con relación al primer pilar que son los impuestos, Biden tiene en su plan de gobierno aumentar el impuesto a la tasa máxima de ingresos ordinarios (39,6%) a los contribuyentes con ingresos de más de US$1 millón. De igual forma, promete no aplicar nuevos gravámenes a las personas que ganan menos de US$400.000 al año.

El líder demócrata propone revertir en parte la reforma fiscal de Trump por lo que plantea elevar de 21% a 28% el impuesto sobre sociedades, cifra más baja que la que manejó el presidente Barack Obama, que fue de 35%.

Con estas alzas fiscales, la gestora de fondos de inversión M&G Investments estima que el Estado “recaudaría US$3,2 billones en un plazo de 10 años”.

El segundo pilar, que es el empleo, se relaciona con el tercero que es el fortalecimiento de la clase media. En este sentido, plantea aumentar de US$7,25 a US$15 la hora el salario mínimo. Además, invertirá $1,3 billones en 10 años para fortalecer las competencias de la clase media y crear buenos empleos sindicalizados que la expandan.

El cuarto pilar es la transición hacia las energías renovables. Biden promete generar 10 millones de empleos en el desarrollo de esta industria en la que hará una inversión de US$400.000 millones por 10 años con diferentes proyectos. Además, pondrá fin a los subsidios federales a la industria del petróleo y el gas. Sin embargo, ha dejado claro que no prohibirá el fracking, que tanto le han cuestionado.

En el quinto pilar es en el que más distancia toma de lo hecho por Trump y es lo relacionado con la guerra comercial con China, país que ha tildado de “fuerte competidor, pero no enemigo”. Por esto, le bajará el tono a la disputa, sobre todo porque genera tensión en los mercados. En relación con la política comercial, prevé un plan de US$400.000 millones en cuatro años para la compra de bienes y servicios estadounidenses y no empresas extranjeras.

El sexto pilar, quizá el más importante, es hacerle frente al covid. Propone un programa nacional de pruebas de detección gratuitas, desarrollar una fuerza laboral de rastreo que genere 100.000 empleos y garantizará una licencia con paga para todos los que se enfermen. Estados Unidos tiene el mayor número de contagios con más de 9 millones y más de 260.000 muertes.

Este último punto se relaciona con el séptimo pilar que es el retorno del programa Obamacare. Según Gabriel Clavijo, docente del Politécnico Grancolombiano, Biden busca hacerle cambios sustanciales, pero no destruirlo como quiso Trump.

LOS CONTRASTES

  • Gabriel ClavijoDocente del Poligran

    “Las propuestas económicas de Biden son muy diferentes a las de Trump. El demócrata busca bajarle el tono a la guerra comercial y mejorar el Obamacare”

  • Charlie RobertsonJefe global de Renaissance Capital

    “Una presidencia de Joe Biden, controlada por un Senado con mayoría de republicanos, puede ser justo lo que recetó el médico para los países emergentes”.

El octavo pilar es el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, para lo que busca fortalecer y agrandar los montos de las líneas de crédito, así como relocalizar empresas que actualmente producen en otros países.

El noveno punto del ‘Bideneconomics’ es el fortalecimiento de las universidades comunitarias en las que invertirá US$8.000 millones y proporcionará dos años sin deudas para cualquier persona. Además, condenará créditos educativos.

El último pilar es la reapertura de Estados Unidos de forma paulatina y segura, contrario a lo que planteó Trump. En este punto se espera restricciones para los viajeros o países con alto contagio.

Un aspecto clave a destacar es quién está detrás del plan económico de Biden. Uno de los primeros nombres es Ben Harris, especialista en impuestos y presupuesto poco conocido en las altas esferas públicas. Además, varias mujeres son las que lo ayudarían en su ejecución. Elizabeth Warren, senadora de Massachusetts; y Lael Brainard, actual gobernadora de la FED, son las más sonadas para el cargo de Secretaría del Tesoro.