Construcción

Construcción en el Eje Cafetero


Conozca cómo avanza la locomotora de la construcción en esta zona del país

El Eje Cafetero ha sido una de las regiones del Colombia en las que se ha dado con mayor éxito la reactivación de la construcción

Luis Miguel Rojas

Con el decreto 1233 de 2020, el Gobierno Nacional anunció la entrega de 100.000 subsidios para la compra de vivienda no VIS en el país, los cual, sumado a las ayudas que se venían dando para las viviendas VIS, pretende facilitar el acceso de más colombianos a una casa propia, mejorando notablemente sus condiciones de vida.

La entrega de estos subsidios cobra especial relevancia en estos momentos de reactivación económica, pues jalona el reinicio de actividades en el sector de la construcción, uno de los más importantes por la cantidad de empleos que genera y por el encadenamiento de sectores productivos.

El Eje Cafetero ha sido una de las regiones del Colombia en las que se ha dado con mayor éxito la reactivación de la construcción, como lo explica Andrés Calderón, gerente de la firma CFC&A, constructora de varios proyectos en esa zona del país: “La recuperación tiene dos frentes, porque este negocio se mueve de dos maneras. El primero son las preventas, que van muy bien, porque las familias están saliendo a comprar vivienda y hay muy buena oferta en el mercado. Pero hay otro frente, que es el da la escrituración, que son ventas que se hicieron hace uno o dos años, y eso ha tenido mucha disrupción este año porque no ha funcionado todo el engranaje que tiene que funcionar”.

Parte de esta situación se debe a la falta de digitalización de los procesos de escrituración en el país, lo cual hizo que los trámites se vieran suspendidos con el cierre de notarías por la pandemia.

No obstante, la entrega de subsidios por parte del Gobierno ha sido determinante para la adquisición de nuevas viviendas. “Eso ha sido definitivo y muy positivo, porque en el segmento VIS les da la posibilidad a las familias de hacer un cierre financiero que de otra manera no alcanzarían, lo cual contribuye a reducir el déficit habitacional que hay en el país. Y en el no VIS, hemos visto que, desde que quedó reglamentado el subsidio a la cuota de crédito, las preventas se han aumentado de manera importantísima”.

Sin embargo, el anuncio de estas ayudas por parte de la Nación, a veces choca con la aplicación de los procesos en la realidad, como lo afirma el ingeniero César Eduardo Soriano, de Constructora Soriano, otra compañía ejecutora de varios proyectos en el Eje Cafetero: “a nivel del gobierno se plantean una cantidad de eventos favorables y de subsidios, pero se choca uno con un tema que el gobierno no contempla y es el de la lentitud en los bancos”.

Al respecto, continúa el ingeniero: “Nosotros tenemos un proyecto en la ciudad de Armenia que se llama Monserrat Luxury Living, el cual está en punto de equilibrio. Presenté los documentos para crédito constructor al Banco de Bogotá y a Davivienda hace casi cuatro meses y no han dado ninguna respuesta. Así es muy difícil, porque los clientes están ansiosos y creyendo en las políticas del gobierno, pero si la banca no colabora, va a ser muy complejo”.

A pesar de esto, la reactivación del sector constructor en los tres departamentos que componen el Eje Cafetero sigue dándose, generando una importante derrama económica para toda la región, especialmente en municipios altamente apetecidos para nuevos proyectos, tales como Dosquebradas, Villamaría y Santa Rosa de Cabal, que están siendo considerados como buenas alternativas ante las limitaciones que ya presentan las ciudades capitales.