Hacienda

Así enfrentan las regiones el covid-19


Alcaldes, gobernadores y las cámaras de comercio le cuentan a LR cómo están enfrentando los desafíos que deja la pandemia

El plan de desarrollo de Antioquia cuesta $13,1 billones y tendrá un enfoque pospandemia en el que le darán prioridad al empleo

Rafael González

En Antioquia la estrategia de trabajo para la contención de la pandemia ha funcionado muy bien. Para el gobernador Aníbal Gaviria Correa, esto se debe, entre otros aspectos, a la solidaridad y la articulación entre los actores de diferentes sectores de la sociedad.

Por ejemplo, Antioquia fue el primer departamento en declarar la emergencia sanitaria y la calamidad pública, como herramientas normativas para poder afrontar la situación en forma más intensa. Además, fue el primer ente territorial en aplicar una Cuarentena por la Vida y crear una gerencia especial para atender la pandemia.

Para Gaviria es fundamental que el covid-19 no salga de la fase de contención y asegura que la reactivación va por buen camino.

¿Por qué asegura que el covid-19 hay que mantenerlo en etapa de contención?
Hemos tenido una estrategia que se basa en un concepto y es que, contrario a lo que muchos dicen, no solo en Colombia, sino en el mundo, este virus hay que mantenerlo en la etapa de contención. No se puede dejar correr para que llegue a 50% o 60% de la población. Por eso hemos realizado un gran esfuerzo en la contención para evitar que llegue a unos niveles exponenciales que hagan mucho más difícil ese proceso.

En ese sentido uno de los éxitos ha sido un equipo para detectar los casos y para hacer un trabajo muy riguroso con los círculos epidemiológicos. Cada que detectamos un caso se contacta a la persona y se investiga a las personas del primer, segundo y tercer anillo de su entorno. Hasta el 3 de mayo teníamos 100 casos activos. Hemos tenido 462 positivos y hoy 100 casos activos. Además, de los 115 municipios por fuera del Valle de Aburrá (en Antioquia hay 125 municipios) hay solo tres poblaciones con casos activos. Esperamos que para esta semana podamos recuperarlos y que por fuera del área metropolitana todos los municipios estén sin covid-19.

Antioquia fue el primer departamento en declarar cuarentena, ¿qué experiencia le deja lo realizado hasta el momento?

Los cuarenta días pasados nos centramos en la contención. Ahora viene el reto paralelo que es la contención y la reactivación. Es fundamental al iniciar el proceso de la reactivación tener las cifras más bajas en el número de contagios y del R Cero o RT. Hemos bajado ese RT a menos de 1 y eso indica que estamos en una etapa de contención y control.

Con esta situación iniciamos un proceso muy necesario y cuidadoso de la reactivación de la economía. Tenemos muy claro que no hay esa falsa disyuntiva, que algunos han querido plantear, entre la contención del coronavirus y, por lo tanto, el enfoque prioritario en el cuidado de la vida; y la defensa de la economía. Si no defendemos la economía, si no defendemos el empleo, sobre todo los ingresos de las personas más vulnerables, lo que vamos a tener es un altísimo crecimiento de la pobreza y un impacto en vidas mucho mayor aún del que queremos contener con el covid-19.

LOS CONTRASTES

  • Daniel Quintero CalleAlcalde de Medellín

    “Medellín cuenta con los sistemas más avanzados de inteligencia artificial y bigdata para anticipar casos con georreferenciación. Contamos con el sistema que se llama Medellín me cuida”.

¿Cuál es la estrategia para lograr una reactivación gradual y segura de la vida y la economía?
Antes del 27 de abril, cuando se empezaron a reactivar los sectores de construcción y de manufactura, con anterioridad empezamos a avanzar en una mesa de trabajo con la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín, con los gremios, Andi, Camacol, Fenalco y actores de movilidad. A esa mesa invitamos al Área Metropolitana y al Metro de Medellín para definir entre todos las estrategias para esa reactivación. Los puntos más importantes que acordamos son: Escalonar horarios de las empresas en los proyectos que iban a empezar a salir y reactivar su trabajo desde el 27 de abril. La segunda estrategia fue escalar la entrada en servicio de las empresas y los proyectos. Con Camacol nos propusimos que los proyectos van a activarse en 25% cada semana. Y con la Andi escalonamos los horarios y la entrada de las manufacturas.

Y el tercer aspecto es que la plataforma ‘Medellín me cuida’, que puso en funcionamiento la Alcaldía de Medellín, nos ayuda a tener un control más directo del cumplimiento de estos acuerdos.
Esa plataforma ‘Medellín me cuida’, se ha extendido a los otros municipios del Valle de Aburrá.
Además, desde la Gobernación de Antioquia expedimos el Decreto 1216 para intensificar el seguimiento epidemiológico y la verificación epidemiológica. Nosotros definimos como un caso de riesgo de contagio de covid-19 cualquier persona que presente síntomas de infección respiratoria. Y así la empresa para la que trabaja esa persona tiene la obligación de informar esos síntomas de forma inmediata para poder asesorarlo a él y a su entorno en la toma de medidas para evitar que ese posible contagio lo perjudique a él y a su familia.

Esto evita que la persona aumente la gravedad de esa enfermedad y que contagie a otros. Hemos visto, y eso está científicamente comprobado, que si la persona que tiene covid-19 se le detecta en las etapas más tempranas del virus su atención es más efectiva y la posibilidad de que llegue a un estado crítico disminuye.

¿Cómo se aplicará la Alianza por la Reactivación y Revitalización Integral de Antioquia incluida en el Plan de Desarrollo?
Radicamos el 1 de mayo el Plan de Desarrollo, que costará $13,1 billones. Hicimos un análisis de resiliencia, con el acompañamiento de entidades internacionales, en una forma muy fuerte metodológicamente. Encontramos dos cosas muy importantes, y es que ese plan está muy enfocado con las prioridades que el mundo debe abrazar en la pospandemia. El Plan de Desarrollo nos enseñó que ya estábamos en la dirección correcta. Por eso esa alianza la hemos bautizado con dos conceptos: Reactivación y Revitalización. Esa es una necesidad. Queremos que de este reto la sociedad y la economía en Antioquia salgan fortalecidas.

Y el otro concepto es integral, por eso esa reactivación debe tocar el aspecto social y ambiental. Vamos a llamar a una mesa de la alianza para construir las estrategias los planes y las metas con todos los actores para avanzar en la reactivación y la revitalización integral.

¿Cómo se hará esa protección del empleo y la generación de nuevos puestos de trabajo?
Esa es la primera y más importante tarea de la Alianza Arriba Antioquia, porque el eje que proponemos, y quiero ser coherente, es que la Gobernación de Antioquia convoca y lidera. Nosotros vamos a construir esto en discusión con las alcaldías, el Área Metropolitana, los sindicatos las universidades y la sociedad en general. Le damos un valor enorme a la participación ciudadana y de las organizaciones. Hay unas líneas generales y en ese cometido queremos que uno de los centros sea la protección y la generación de empleo. Alrededor de esta se van a definir unas de las estrategias planes y metas más importantes. El énfasis está dado desde la misma convocatoria del empleo, la generación de oportunidades de trabajo, y el emprendimiento, y vamos a proponer en esa Alianza que se priorice la microempresa y la formalización. Vamos a buscar que esta crisis sea una oportunidad para esa formalización.

Vamos a buscar que esta crisis sea una oportunidad para esa formalización. Nos hemos encontrado en esta coyuntura con más del un 50% de las economías de Antioquia y el país informales. Y no solo debe haber una formalización urbana, sino rural. Este será uno de los frentes fundamentales y uno de los resultados positivos post pandemia

¿Cómo es esa reactivación gradual de obras y cuáles son las primeras en el cronograma?
La obra pública empezó a reactivarse desde el 11 de abril. Obras de esa dimensión requieren un tiempo para avanzar en el cumplimiento de los protocolos y en la adecuación de sus instalaciones. Hasta el fin de semana pasado teníamos 20% de la obra pública en Antioquia reactivada. Esperamos que en estas dos semanas entrantes esa obra pública se reactive en mayor cantidad.

Hemos priorizado y tenido un contacto muy cercano con el Ministerio de Transporte para avanzar en la reactivación de las obras de 4G por varias razones. Las dimensiones de las mismas y la capacidad que tienen los contratistas para establecer los más estrictos protocolos y evitar cualquier contagio en esas obras. El segundo frente es el de las obras del departamento, porque tenemos más control de ellas. Y el tercer frente es el de las obras de los municipios. Siempre respetando y acatando de manera muy estricta todos los protocolos.

¿Qué enseñanza le deja esta primera semana de reactivación de sectores como la construcción y la manufactura en Antioquia?

Nos deja la enseñanza que el diálogo constante, la definición de una mesa de trabajo era el camino adecuado para lograr esos acuerdos. Nosotros nos reunimos todos los viernes virtualmente con todos los actores para esa reactivación. Es indispensable hacerlo de manera acordada con metas concertadas y así lo hemos hecho. Es trascendental, como todo el mundo lo reconoce, y es que en los puestos de trabajo y en la movilidad se mantengan las medidas de prevención como el uso de tapabocas, el distanciamiento social y la higiene.

¿Cómo avanza la reactivación de subregiones clave como Urabá?
Los municipios por fuera del área metropolitana la reactivación ha sido más lenta porque hay temor de algunos alcaldes y de la ciudadanía. Hay que darles confianza para que avancen cada vez más con esa reactivación. Eso ha sucedido con Urabá. Aunque hay que significar algo y es que como mucha parte de la economía de esta subregión está en la cadena de alimentos y abastecedora tuvo un impacto medio no fue total como otras regiones con manufactura. El que hasta la semana pasada solo hubiese un caso de covid-19 en Urabá, y que tal vez para la primera de mayo ya no tengamos ninguno, pues debe dar confianza para esa reactivación.

¿Cómo es la experiencia de enfrentarse a una contingencia sin precedentes como esta?
Quiero destacar el trabajo realizado con el Gobierno Nacional, que ha hecho una labor seria en todos los niveles. Como gobernante este ha sido un reto absolutamente demandante, como para la mayoría de los alcaldes y gobernadores. Este es el reto más grande de nuestra sociedad y así lo hemos asumido. He tenido un equipo extraordinario, al que le hago un reconocimiento. Creo que esta es una situación muy dura que tiene que sacar lo mejor de los antioqueños y también creo que este coronavirus nos está mostrando muchas fallas que teníamos como individuos y como sociedad. Esa es una oportunidad para hacer las transformaciones que necesitábamos.

Y en lo familiar, ha sido muy duro porque mi núcleo ha estado completamente aislado. Llego a las 10:00 u 11:00 de la noche y no tengo contacto con ellos. Hicimos un protocolo de higiene total para poder verlos. En el caso mío, como en el de muchos otros, se tienen esas dificultades, pero vale la pena porque hay que cuidarse y cuidar al entorno. He sido muy creyente, desde hace mucho tiempo, de San Roque, que es el santo contra las pestes. Y he mantenido esa creencia. Ahora pienso que él me acompaña, también a mi familia y a mi equipo de trabajo.