Industria

101 buenas ideas, 101 buenas noticias


Esta es una nueva entrega de 101 buenas noticias a pesar de la coyuntura de la pandemia

lunes, 1 de junio de 2020

Hay que desarrollar la capacidad económica de resistirse y/o adaptarse ante las fuerzas de cambio generadas por el covid-19

LR

La economía mundial enfrenta la peor crisis de la historia reciente, no solo reflejada en las malas cifras de los indicadores del primer trimestre, sino en los nubarrones de incertidumbre que se sientan sobre todos los sectores a causa de la pandemia global y sus impredecibles consecuencias. Es por eso que la resiliencia económica empieza a ser un concepto innovador y poderoso que puede ayudar a desarrollar la capacidad de un país, una región, un municipio o una entidad a resistirse y/o adaptarse ante las adversidades, que dicho sea de paso, deben considerarse como fuerzas de cambio, no solo como agentes de problemas.

Recientemente, Paul Bulcke, presidente de la Junta Directiva y ex CEO de Nestlé, comentaba que “estamos viviendo en un mundo cada vez más ambiguo. Eso significa que en realidad no hay una respuesta correcta. Para esto no hay respuestas de libros o matemáticas que nos ayuden a obtener una solución. No hay blanco y negro, es ambiguo. Va a ser crucial ser más fuerte en valores explícitos y entender las referencias de valores y cómo juzgamos. El liderazgo estará cada vez más asociado con la capacidad de juzgar. La acción es importante e impulsar y definir la estrategia, todo eso es importante. Las juntas directivas en general van a ser mucho más críticas para ayudar a la administración a tener una capacidad de juicio multiángulo. En una crisis como esta no hay respuestas reales, hay diferentes ángulos para llegar a una solución. Algunos países están tomando acciones firmes y otros son más flexibles. La capacidad de juicio está siempre basada en tener una muy buena comprensión de los principios y valores. El liderazgo basado en valores es necesario para tomar las decisiones correctas en un mundo muy crítico y donde la ambigüedad crece cada vez más”. Son ideas poderosas de las personas que construyen las empresas las que pueden ponerse en marcha para desarrollar o fortalecer la resiliencia empresarial para los próximo años.

Nuestra idea en esta tercera entrega de las ‘101 Buenas Ideas, Buenas Noticias’ ante la crisis es retomar el concepto poderoso de crear valor compartido, una tarea fundamental que involucra a todos los actores empresariales: socios y accionistas, alta gerencia, empleados, proveedores, consumidores y la comunidad directa. Bulcke agrega que “una compañía no puede ser exitosa en el tiempo si no crea valor para sus accionistas y para todos los demás grupos de interés al tiempo. Al crear valor compartido debemos siempre pensar en crear valor para la sociedad (buenos productos, buenas condiciones de trabajo), preocuparnos por nuestra gente. Debemos conservar la calma, mantener la perspectiva, ir por los hechos”. En La República seguiremos generando contenido amplio de muchos actores de la economía que sirva de hoja de ruta para el país que tenemos que construir o reconstruir entre todos, teniendo en cuenta que es el sector privado el eje del desarrollo.