Hacienda

Balance primer año de los alcaldes


Lea las entrevistas con los líderes de las principales ciudades del país

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, dio un balance de su primer año de gobierno y dijo cuánto duraría una posible negociación

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Actualmente, en el papel, figura que UNE se divide como una empresa en la que 50% más una acción está bajo el control de EPM; y el resto es del Grupo Millicom, (Tigo). Ambos grupos se acercan a un deadline en el que acordaron la posibilidad de negociar la parte de EPM que está en la orilla pública.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, si bien confirmó que la opción se contempla, aseguró que aún no hay nada seguro; además, explicó que podría ser un proceso que pase del primer trimestre de 2022 “o hasta más”.

En medio de esta serie de balances que hacen los mandatarios regionales en LR sobre sus primeros 12 meses de gobierno local, Quintero también manifestó sobre las buenas relaciones que hay con los contratistas de EPM ante los líos que se han generado con Hidroituango. Para el funcionario, es un tema que “va marchando y ninguno ha dicho que se va”.

Ya se dice que la parte de EPM en UNE se venderá, ¿pero qué pasos tiene ese recorrido?
En UNE respondo como presidente de la Junta de EPM, tenemos un drag along que se dejó pactado del acuerdo de accionistas entre Une y Tigo, éste se vence en nuestra administración, y hay una captura de valor importante. Es clave avanzar en la salida de EPM de la participación que tiene UNE, o la toma de control completa, siend o la primera la salida más sensata porque es un mercado que requiere de altas inversiones hoy en día.

El drag along dice que cuando se cumpliera cierto periodo tras la fusión, EPM podría solicitar que Tigo nos compre las acciones, o si no hay acuerdo, que vaya a subasta. Esos mecanismos ya se activaron. El camino, en principio, es que los accionistas actuales estén interesados en la parte de EPM. De esa conversación, hay que valorar la empresa, ahí se empiezan a tomar decisiones al respecto.

¿Entonces su mayor posición es que sí se concrete la venta?
Podríamos no necesitar vender a UNE, pero está sobre la mesa, se han iniciado los procesos, hay una captura de valor. Lo responsable con el futuro y los recursos es explorar esa alternativa. No es decidido que se venda UNE, lo cierto es que en campaña dije que había que cambiar la condición que tiene EPM y la Alcaldía de Medellín. No soy amigo de participaciones minoritarias en empresas controladas de forma privada.

Igual sería un proceso demorado y los recursos no le quedarían a su administración
Aclaremos cómo funciona esta ruta. Hubo comunicación entre los accionistas, en el sentido del interés de aplicar y avanzar en el proceso de salida, luego de eso hay que llevarlo al Concejo de la ciudad, y allá deciden si aprueban.
Sería una venta de hasta finales de 2021 y principios de 2022, es posible que sea más tiempo, y también significa que esos recursos lleguen en la próxima administración.

Del lado de Hidroituango, ¿qué pasa si no hay conciliación el próximo 11 de este mes?
Hemos obrado con rigurosidad atendiendo a un análisis jurídico y financiero de EPM, esto ha sido en concordancia con la Ley de los procesos contractuales. Si llega a no darse pasaríamos a estar en un proceso de demanda, sería desde vías judiciales que EPM revertería recursos en riesgo. Los contratistas tienen un compromiso de continuación, si lo cumplen puede seguir, pero si se retiran sí empezamos conciliación, y hay plan B, pero ellos no tienen planes de retirarse.

¿Cuál es el cronograma que planea para Hidroituango? ¿Lo ve afectado?
Las demoras han sido por el covid-19, por obras en ciertos puntos, pero en el primer trimestre de 2022 funcionará las primeras dos turbinas.

LOS CONTRASTES

  • Rodrigo Cuéllar Gerente de Grajales & Construcción

    “Es una operación como la de UNE, debe primar que el que está detrás de empresas de ese sector necesita inversiones altas y un músculo financiero para competir”.

Su primer año al igual que el de los demás alcaldes estuvo marcado por el covid-19. Más de 27% de la población se contagió, ¿qué hará si se sale de control un nuevo pico en diciembre?
Estamos preocupados porque los municipios más juiciosos somos las más amenazados, los que tenemos menos personas contagiadas somos los que tenemos más ciudadanos susceptibles al virus. Si esos contagios ocurren en diciembre sería una situación grave y más que la del país. Según la situación que tengamos, tomaríamos medidas como las registradas en noviembre en la que de forma particular se aplicó la ley seca y algunos toques de queda, pero en horas de la noche.

¿Es decir que eso no incluye las cuarentenas?
Tenemos un equipo de epidemiólogos que nos ha permitido mantener la economía abierta pese al control de contagios, y una administración de la curva, ha sido como una meseta. Las dos próximas semanas nos permitirán saber cómo se comportaron las personas el 30 de noviembre y 1 de diciembre, ese fue el primer evento festivo que ocurre en la ciudad, y en función de eso tomaremos medidas para fechas como 24 y 31.

Hay que aclarar que Medellín, incluso en una subida del pico de contagios no cerró la ciudad, por buena capacidad de UCI, y entendemos bien las fuerzas que mueven al virus, tenemos métodos efectivos y no para que se hablen de cuarentenas estrictas.