Hacienda

Anuario Ripe 2020


Las movidas de las multilatinas en la región para recuperar la economía

De acuerdo con el Banco Mundial (BM), el crecimiento económico tendrá este año una caída de 5,2%

Johana Lorduy

A principios de 2020, las expectativas con respecto al crecimiento económico, si bien no eran tan alentadoras, apuntaban a que este sería un año significativo para algunos países de la región. Entre las expectativas se destacaba el impulso y el auge que traían las economías de Chile, Bolivia, Perú y Colombia, pese a vivir un 2019 lleno de marchas y descontento social.

Sin embargo, cuando se pensó que se habían superado muchos de los rezagos que se traían, a mediados de marzo el planeta se agitó por cuenta del covid-19, lo que llevó al confinamiento y a que la economía tuviera un “frenón de emergencia”. Y es que mientras los países se debatían entre los sistemas de salud colapsados, la incertidumbre, la pérdida de empleos, el teletrabajo, la transformación digital y el uso de tapabocas, la realidad apuntaba a la mayor contracción económica de nuestra historia reciente.

De acuerdo con el Banco Mundial (BM), el crecimiento económico tendrá este año una caída de 5,2%, mientras que las expectativas para 2021 apuntan a que se tendrá un crecimiento de 4,2%. No obstante, “debido a las diversas perturbaciones internas y externas derivadas de la pandemia”, la actividad económica regional sufrirá una contracción de 7,9%, lo que ha significado una recesión “mucho más profunda que las causadas por la crisis financiera mundial de 2008-2009 y la crisis de la deuda latinoamericana de la década de 1980”, destacó el ente.

LOS CONTRASTES

  • Alicia BárcenaDirectora ejecutiva de la Cepal

    “Los países deben orientar el gasto público hacia la reactivación y transformación económica fortaleciendo la inversión pública hacia sectores que fomenten el empleo, la inclusión y transformación”.

  • Ángel GurríaSecretario general de la Ocde

    “Hay tres elementos que se deben priorizar durante la recuperación: Primero, mitigar y erradicar la pandemia; SEGUNDO, restablecer la movilidad internacional; y tercero, apoyar la transformación.

Pero los pronósticos, que se alejan de ese escenario pesimista, según el BM, muestran que el panorama internacional se presenta más favorable a lo que se evidenciaba al inicio de la pandemia, específicamente en materia de comercio, remesas y finanzas, cuyas cifras no han sido tan malas como se anticipó inicialmente.
“Otra circunstancia atenuante, en el caso de América Latina y el Caribe, es la notable magnitud de los paquetes de estímulo adoptados por varios gobiernos. Cinco de los diez programas de transferencias sociales con mayor cobertura de población en el mundo en desarrollo se encuentran en la región (…) Es por ello que hay razones positivas de un rebote en 2021, cuando la normalización de las condiciones internas y mundiales hacen pronosticar una recuperación de la economía regional en un 4%”.

Pero ad portas que termine este año, los procesos de reapertura de sectores tan golpeados, como el turismo y el comercio; la disminución en las restricciones en materia de movilidad y los estrictos protocolos de bioseguridad que se han adoptado han servido para que la recuperación se dé paulatinamente.

Lo anterior quedó demostrado en la más reciente actualización de las proyecciones económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), pues la cifra inicialmente estimaba que la caída del Producto Interno Bruto (PIB) para América Latina y el Caribe sería de 9,4% en 2020 y que el crecimiento para 2021 sería de 3,7%. Pero la cifra mejoró frente a la proyección de junio, pues se estima que la caída del Producto Interno Bruto (PIB) para América Latina y el Caribe será de 8,1% en 2020 y tendrá un crecimiento de 3,6% para 2021. En cuanto a la cifra global, el ente internacional destacó que el crecimiento este año sufrirá una caída de 4,4%y la recuperación para 2021 será de 5,2%.

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), en su último informe apuntó que el crecimiento del PIB global tendrá un desplome de 4,2% y que la reactivación de 2021 va a tono con la previsión que hace el Banco Mundial que apunta a un crecimiento de 4,2%.

En cuanto el pronóstico que hizo de América Latina señaló que la transformación digital “puede ayudar a hacer frente a la situación socioeconómica actual, impulsar la productividad, fortalecer las instituciones y lograr niveles más altos de inclusión y bienestar”.

¿Cuáles países crecerán más?
Si el análisis de las proyecciones de crecimiento económico para el próximo año se hace por país, los rankings, aunque varían según el organismo, no son del todo disímiles. Por ejemplo, entre las principales economías de América Latina, para el FMI las 10 que más crecerán para el próximo año son: Perú, con una variación de 7,3% en su PIB, y le siguen Bolivia (5,6%), Paraguay (5,5%), Argentina (4,9%), Ecuador (4,8%), Chile (4,5%), Uruguay (4,3%), Colombia (4%), México (3,5%)y Brasil (2,8%).

Para el caso del Banco Mundial, el top 10 de las naciones con mayor crecimiento anual serán: Perú (7,6%), Argentina (5,5%), Ecuador (4,8%), Colombia (4,5%), Bolivia (4,4%), Chile (4,2%), México (3,7%), Paraguay (3,5%)y Brasil (3%).

Por el lado de la Ocde, el top 5 de las economías se compone de la siguiente manera: Chile, con una variación de 4,2% en su PIB, Argentina (3,7%), México (3,6%), Colombia (3,5%), Brasil (2,6%) y Costa Rica (2%).

En cuanto al panorama global, estas son las economías que presentarán un destacado crecimiento, según el FMI: Estados Unidos con un incremento en 2021 de 3,1%, pese a tener una contracción de 4,3% este año. Francia tendrá un crecimiento de 6% en 2021, pese a una caída en su PIB de 9,8% en 2020; Alemania tendrá un incremento de 4,2%; España se espera tenga un crecimiento de 7,2%; y siguen Italia (5,2%), Japón (2,3%), Reino Unido (5,9%), Canadá (5,2), India (8,8%) y China (8,2%).