El emprendimiento colombiano que personaliza chaquetas iniciará a fabricarlas en mayor cantidad, sin perder la originalidad de cada prenda

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

El jean es un material que se reinventa según las tendencias del momento, y por ello nacen iniciativas como Wapura, un emprendimiento que en un inicio buscaba solucionar la necesidad de una adolescente por tener prendas distintas a las de sus amigas, pero al ir a comprar encontraba lo mismo.

Eliana Ulloa, directora general del emprendimiento, habló sobre los planes de la compañía y resaltó que “es importante escuchar las ideas de nuestros hijos y apoyarlos”.

LOS CONTRASTES

  • Alejandro LuengasEmprendedor y CEO y de Menttor Hub

    “En emprendimiento no se debe pensar mucho en números, ni resultados. Hay que iniciar pronto con un producto mínimo viable e ir corrigiendo los detalles sobre la marcha”.

¿Cómo inició Wapura?

Mi hija Juanita de 17 años no se sentía cómoda al ir a las tiendas y comprar la misma ropa que tienen muchas personas, por lo que comenzamos a intervenir sus chaquetas y la idea tuvo gran acogida entre las personas, por lo que mi hijo Samuel tuvo la idea de crear la marca y darla a conocer a través de las redes sociales.

¿Cómo es el proceso?

Nosotros hacemos la intervención de la chaqueta y para esto buscamos proveedores que fueran fabricantes de chaquetas en Colombia, con insumos colombianos, porque muchas personas dicen que las traen de China, pero el mensaje de este emprendimiento es que mueva el negocio de otros emprendedores o empresas locales.

¿Cuántas chaquetas fabrican y qué proyectos de expansión tienen?

La producción más grande ha sido la de diciembre donde hicimos una colección que tenía cerca de 60 o 70 prendas, pero tenemos planes de industrializar un poco el proceso para lograr hacer entre 80 y 100 chaquetas al mes.

¿Cómo va a ser ese proceso de industrialización?

En este momento uno de nuestros proyectos es ampliar la capacidad de producción para que me podamos aumentar los volúmenes de venta, sin dejar de lado la idea de prendas exclusivas y únicas. Esto será en menos de dos meses.

Nuestra línea tendrá diseños propios y contará con maquila colombiana, trabajamos con insumos y proveedores nacionales para impulsar otros emprendimientos.

¿Qué planes tienen para exportar sus productos?

En un poco más de un año hemos logrado enviar chaquetas a Estados Unidos y Canadá. Contamos con un canal de distribución en México, Dorado Tejido, a través del cual hemos exportado nuestros diseños a ese país y ahora fuimos aprobados por Amazon, por lo que a finales de este mes esperamos montar la información de las chaquetas.

Junto a esto, también estamos sistematizando los procesos a través de nuestra tienda virtual, la cual nos permitirá crecer un 60% nuestras ventas para este año, como también ofrecerlas en mercados internacionales y abriremos un showroom para experiencia y lanzamientos.

¿Qué otras líneas tendrán?

Queremos consolidar las líneas masculina e infantil; sin dejar de lado la línea que nos caracteriza que son las prendas únicas, trabajadas a mano.

¿Qué tan fácil es emprender en Colombia?

Siempre se tienen miedos y prejuicios, pero nosotros encontramos apoyo en el Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad de La Sabana, que ha sido muy enriquecedor. Nos ha dado estructura y nos han ayudado a ver todo el potencial que tiene la marca para convertirse en una gran empresa.

Esa mirada desde la academia y a través de expertos, así como mentores, nos ha ayudado a despejar dudas y encaminar las estrategias hacia el cumplimiento de los objetivos de negocio.

También es importante que los emprendedores colombianos empiecen a buscar afuera posibles canales de distribución, ya que los mercados internacionales son atractivos para ellos.

¿Quiénes son sus principales aliados?

Nuestro principal aliado es Pakú Showroom, una comunidad que reúne a más de 70 emprendedores de la Sabana de Bogotá. Hay otros como la artista Paola Samudio, quien ha plasmado su arte en las chaquetas, también está la Escuela de Arte y Diseño (EAD), con su agencia de modelos EAD Models.

Otros aliados son la asesora de imagen y personal shopper, Gina Portillo, quien crea y recomienda diferentes looks con nuestros diseños y la empresa Tejedores de Arte de Cajicá que a través de sus artesanas nos ha permitido confeccionar y bordar muchas de nuestras prendas.

La coyuntura del Covid-19 ha afectado los planes de expansión

Wapura se estaba preparando para diversas ferias empresariales, en las que iban a dar a conocer su producto. “Nos estábamos preparando con producción e inventarios, pero estas fueron aplazadas”, afirmó Ulloa, quien además resaltó los retos y las enseñanzas que ha dejado este proceso que “también ha sido una oportunidad para entender la importancia de sistematizar el negocio y avanzar en los procesos que nos permitirán ofrecer y vender nuestros productos por medio del comercio electrónico”.