La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

“Incrementamos nuestra capacidad en este mercado, tenemos 57 paradas en Cartagena, y estaremos todo el año en la ciudad. Aumentamos nuestra capacidad en 40% para el mercado latinoamericano, lo que es 27% en el colombiano. Eso muestra el enorme potencial que tiene  Colombia para nosotros. Las reservas que hemos tenido demuestran que fue una decisión completamente correcta establecernos acá”, afirmó Vogel.

Sobre el beneficio económico que dejará la operación de la empresa, el CEO de Pullmantur dijo que las cuentas más conservadoras hablan de US$20 millones para Cartagena, y el vicepresidente de Promoción de Turismo de ProColombia, Enrique Stellabatti, explicó que cada crucerista le deja a la ciudad entre US$108 y US$130 por día. Adicional a eso, el funcionario destacó la visibilidad que le dará a la ciudad amurallada el hecho de tener todo el año visitas de cruceristas extranjeros. 

Una vez se haya establecido la operación en Cartagena para todo el año, moviendo cerca de 130.000 pasajeros anualmente, el vicepresidente comercial de la compañía, José Blanco, dijo que están analizando cómo aumentar el flujo de pasajeros embarcados en Cartagena a partir de 2018. Actualmente, en cada parada de uno de los cruceros de Pullmantur en la ciudad, se suben al barco unas 1.200 personas, lo que es poco, teniendo en cuenta que el director de la oficina en Colombia, Giovanny Alarcón, estima que se podrían embarcar hasta 1.600, de acuerdo con la demanda de pasajes.

Sin embargo, para llegar a ese número, hay un reto clave y es mejorar la infraestructura del puerto. “Estamos hablando con las autoridades para mejorar la infraestructura del abordaje en Colombia, porque eso está evitando un volumen aún más grande en el país, pese al potencial enorme que tenemos acá”, dijo Vogel.

En ese sentido, el CEO de Pullmantur dijo que, aunque no son quejas hacia el puerto y que son respetuosos de la legislación local y de las medidas de los administradores, los responsables del muelle sí deben considerar mejoras en temas como el lugar de abordaje, buscar tal vez un sitio que no esté a la intemperie; los tiempos que toma hacer el abordaje de un barco, y las comodidades para el traslado de las maletas, entre otros asuntos. 

Las dos rutas que pasarán por la costa

El director para América Latina de Pullmantur, Alejandro Páez, explicó cuál es el recorrido de las dos rutas que pasarán por Cartagena. La primera de ellas se llama Caribe Legendario, que arranca en Cartagena, va a Jamaica, Gran Caimán, Costa Rica y Panamá. La segunda ruta, con la que entrará Zenith, es el ABC del Caribe. “Siempre tocando a Panamá y Cartagena como principales puertos de embarque, haremos Aruba, Curazao y Bonaire. Es una ruta particularmente atractiva para Brasil”, indicó.