.
EMPRESAS Productores que ya no encuentran ventajas en el mercado local
miércoles, 17 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Aunque voceros de Anif y la Andi aseguran que no existen estudios sobre el número de plantas y fábricas que han cerrado en Colombia, en los últimos tres años han sido varias las compañías locales y multinacionales que han decidido cesar sus operaciones industriales por tres causas principales: poca rentabilidad con la manufactura nacional, reestructuración de las casas matrices para lograr mayor eficiencia productiva y pérdidas de mercado.

Datos aportados por Confecámaras indican que en el primer semestre de 2012 se cancelaron 48.883 negocios de sociedades y personas naturales, siendo 105 los casos cerrados en el renglón de industrias manufactureras. Estas mismas cifras en el primer semestre del año en curso son notablemente superiores, pues las empresas cerradas ascienden a 49.141 y solo en el rubro de industrias manufactureras, la cancelación de negocios llegó a 3.805. Esto es un aumento de más de 3.500%.

En el informe estadístico se puntualizan ciertos rubros, en los que a pesar de que no se especifica el número de industrias cerradas (solo hablan de empresas), se supone que hay actividad industrial. Ellos son: agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, donde en los primeros seis meses de 2012 el número de casos cerrados es de 11, frente a 459 este año; el segundo es explotación de minas y canteras, con cuatro firmas cerradas frente a 120 en la actualidad; construcción, con 39 frente a 1.011; y por último, comercio y reparación de vehículos automotores y motocicletas, con 655 versus 20.611.

Entre los sectores que son más propensos a ser víctimas de este panorama, se encuentran el textil, el de calzado y cuero, y el de autopartes. Sobre este último sector, el presidente de Asopartes, Tulio Zuloaga, explicó que son tres las razones que están afectando las operaciones de los autopartistas.

“Además del cierre de Icollantas (Michelin), en la actualidad sabemos de 10 empresas que están en trámite de cierre, es decir, podrían cesar sus operaciones industriales. No puedo decir sus nombres, pero lo cierto es que son 10. Lo que las está afectando son tres cosas: el contrabando, la falsificación de productos y ciertas importaciones de productos terminados que llegan de países asiáticos y hacen insostenible la producción nacional”, indicó Zuloaga.

Las que han cerrado
Un breve sondeo realizado por LR encontró que en el último año se han cerrado ocho plantas, de las cuales seis son multinacionales y dos locales.

La primera que sonó fue Kraft, a comienzos de 2011, la cual cerró su planta de postres y bebidas en polvo en la Zona Franca del Pacífico ante la pérdida del mercado venezolano y los efectos negativos sobre la planta que tuvo el invierno que azotó al país. También se denunció presión sindical.

Aunque la marca no cesó sus operación comercial en el territorio colombiano, explicaron que la casa matriz prefirió ejecutar una nueva estrategia que hiciera a la empresa más rentable. Esta consistía en satisfacer las necesidades del consumidor colombiano con las plantas que posee la multinacional en los países vecinos.

Luego se conoció, aunque no hubo anuncio oficial, del cierre de la planta de Sanford Brands Colombia en Bogotá, la cual prefirió quedarse solo con oficinas en la Calle 26 y operar con importaciones intraindustriales de elementos de escritura y dibujo con marcas como Prismacolor, Colorofic, Magicolor, Kilométrico, PaperMate, entre otros.

En lo que va de año, el número de fábricas que han salido del país ha aumentado considerablemente. La colombiana Hernando Trujillo, que entró en proceso de liquidación en marzo de 2013, tuvo que salir de sus activos inmuebles antes de acogerse a la Ley de Quiebra pues sus pasivos estaban siendo muchos mayores a sus activos.

“Ha sido una decisión muy dura lo del cierre, porque es la empresa de toda la vida de Hernando Trujillo. A pesar del proceso de capitalización que se activó, no tuvimos la palanca financiera para lograr el objetivo”, dijo uno de los socios de Diseños y Confecciones HT S.A.. cuando se anunció el cierre.

La pesquera Antillana también a comienzos de año cerró las puertas a una de sus plantas en San Andrés, la de procesamiento de langosta, pues la operación de la misma terminó de hundirse cuando la Corte de la Haya falló a favor de Nicaragua y le restó el mar donde hacían la colecta.

“Aunque el fallo tuvo repercusiones directas, el volumen de langosta que hemos recogido en los últimos meses no ha sido deficiente y las pérdidas son millonarias”, dijo Lucy Álvarez Bustillo, gerente de la compañía.

El fabricante de llantas de origen francés Michelin y el laboratorio farmacéutico Bayer fueron de los cierres más recientes. “La decisión de cerrar la operación industrial fue una medida difícil y dolorosa de tomar, pero la misma es irreversible e inaplazable dado los resultados financieros”, señaló el presidente de Michelin, Jorge Luis Vega, quien aseguró que la competencia de productos asiáticos, la revaluación del dólar y los costos de producción obligaron a salir de la industria local.

En cuanto a Bayer, la casa matriz en Alemania aseguró que era más rentable mudar la planta que tenían en Cali a México o Guatemala. La decisión se traduce en que a partir de septiembre productos tradicionales como el Alka-Seltzer o la aspirina dejarán de producirse en terriorio colombiano.

MÁS DE EMPRESAS

Educación 26/07/2021 Hasta el 31 de agosto estarán abiertas las inscripciones para participar en desafío Tetrix

Según el presidente de Vtex, Santiago Naranjo, en esta experiencia participan más de 76.000 universitarios en Latinoamérica

Salud 23/07/2021 Privados han inmunizado a 268.190 colaboradores con iniciativa de vacunación de la Andi

A la fecha más de 2.950 empresas se han sumado al proceso que se adelanta de la mano de 60 prestadores habilitados para la aplicación

Comercio 22/07/2021 Salitre Plaza espera un crecimiento de 55% en compradores en el segundo semestre

Así mismo, espera, cerrar el año con ingresos en la copropiedad de $11.000 millones, lo que significa un crecimiento del 11% versus 2020

MÁS EMPRESAS