El ejecutivo dice que no se debe rechazar el proyecto del Gobierno Nacional para el trabajo por horas, opción que podría reducir el desempleo

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

En 1992 en el país se implementó la llamada ‘Hora Gaviria’ ante la grave crisis energética que se afrontaba a causa del fenómeno de El Niño. Dicha ‘Hora’ consistió en adelantar 60 minutos el reloj, para aprovechar la luz del día, acompañada de racionamientos de energía. Para este año, hay una propuesta que va ligada a este acontecimiento.

Carlos Alberto Londoño, integrante de la junta directiva de la Cámara de Comercio y presidente de Helados Popsy, en diálogo con LR dijo que es necesario que nuevamente se adelante una hora, por al menos seis meses, para así fomentar el crecimiento de la economía y reducir el desempleo.

“Le propongo al Gobierno Nacional que considere la posibilidad de adelantar la hora durante cerca de seis meses del año, eso no tiene ningún costo económico asociado y sí se traduce en un beneficio por los cambios de hábitos de consumo”, afirmó Londoño.

El empresario también, se pronunció respecto a la reciente propuesta del Gobierno Nacional para incluir el trabajo por horas en la reforma laboral y que tiene como principal característica que el empleador no está en la obligación de garantizar un mínimo de tiempo al empleado.

Además, dijo que, “una reforma laboral que permita el trabajo por horas nos permitiría incrementar en más de 200 puestos de trabajo, dado que en fines de semana podríamos estar contratando un trabajador por tienda, exclusivamente para trabajo en fines de semana, que hoy por hoy con la legislación vigente es muy difícil, pues se vuelve demasiado costoso y esto nos permitiría mejorar el servicio en horas pico de demanda y generar esos puestos de trabajo”.

Igualmente hizo referencia a los dos modelos de trabajo que existen en el país, los formales y los informales, que a su juicio, “un sistema de contratación por horas permitiría que un gran número de esos siete millones de empresas informales comiencen un proceso de formalización”.

LOS CONTRASTES

  • Octavio Rubio Abogado especialista en derecho laboral

    “Frente al tema de trabajo por horas, lo que se ha visto es que esto puede llegar a precarizar aún más las condiciones laborales de menores ingresos”.

Para Londoño, esta propuesta laboral no cambiaría las condiciones de trabajo del país y por el contrario sí permitiría reducir la cifra de trabajadores informales y desempleados.

“Esta propuesta sirve para las personas que al final del día tienen algunas horas disponibles y las quieren ocupar trabajando, por ejemplo estudiantes o amas de casa, estoy seguro que un sistema de contratación por horas, reduciría el desempleo de manera importante y permitiría formalizar muchas de las empresas hoy informales”.

Adicionalmente, Londoño destacó la propuesta del Centro Democrático que busca mejorar las condiciones de los trabajadores que ganan un salario mínimo otorgándoles una prima extra, dijo que esto repercute en los costos laborales y podría verse reflejado en el aumento de la inflación.

“Busca mejorar el ingreso, la capacidad de consumo y la capacidad de ahorro de esos trabajadores , que incrementarían sus ingresos anuales en más de un 7%, pero la otra cara de la moneda es que para la mayor parte de las compañías, el costo laboral de esto va a tener entre un 10% y un 20% de sus ingresos, lo cual llevaría a que reduzcan sus utilidades operacionales, si esa prima no está acompañada de un incremento de ingresos, o una mejora en productividad se va a traducir en una menor rentabilidad de las empresas”.

De la misma forma, Londoño dijo que es necesario que el país se acerque a un crecimiento del 5% o por encima de este porcentaje, para así reducir el desempleo.

Respecto a los logros alcanzados de Popsy para 2019, Londoño dijo que durante el año pasado la compañía cerró con 220 tiendas en el país, con presencia en 40 municipios.

Además, aseguró que se logró un crecimiento del 12%, frente al 2018 y para este año esperan crecer por encima del 10%.

“Este año tenemos varios retos, uno de ellos es la capacidad de mantener el dinamismo en ingresos, puesto que, cada día se vuelve más difícil incrementar los precios, de acuerdo al aumento de costos, el salario mínimo creció un 6% y no es posible subir los precios a esto, entonces el reto está en mantener la rentabilidad de los negocios, puesto que en los últimos años se ha vuelto muy difícil”.