.

“Menos regalías de carbón se compensan con mayor exportación de oro y cobre”

jueves, 25 de febrero de 2021

Desde la ACM consideran que no habrá una salida masiva de carboníferas y señalan que en ocho años puede llegar inversiones por cerca de $5 billones

Daniela Morales Soler - dmorales@larepublica.com.co

El año pasado fue uno de los más difíciles para la industria minera, con una caída del PIB sectorial de 26%, impulsado por una reducción de 40% del carbón, no obstante, el buen momento del oro hizo contrapeso, una situación que seguirá este año. Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, estuvo en Inside LR y dijo que la minería metálica balanceará la mala hora del carbón y habló de la inversión que viene para el sector.

¿Cuál es el balance que queda del 2020 con la caída del PIB minero y cuáles fueron los efectos de esto?
El año pasado fue muy negativo para todos los sectores y para las familias, por supuesto igualmente para el sector minero. El PIB general de la minería cayó el 26%, tal vez la más fuerte caída en la historia reciente.

Cuando uno lo mira de forma diferenciada por subsectores, el carbón, un mineral con el cual hemos equilibrado las finanzas históricamente en el país cayó alrededor de 40%, debido a enormes dificultades de operación, incluida la suspensión de Prodeco, pero también la huelga en Cerrejón de más de 90 días. Nosotros estimamos que este año se va a terminar con unas 50 millones de toneladas, 30 millones menos que el año anterior y 40 millones menos que en el 2017.

Igualmente para minerales no metálicos, como minerales para la construcción y las esmeraldas, que cayeron 31%. Esto debido a la menor demanda derivada de la pandemia, tanto en materiales de construcción como en piedras preciosas.

La otra cara de la moneda son los minerales metálicos que también por la pandemia y la coyuntura de precios hizo que ese sector en particular el oro, el cobre y el níquel crecieran cerca de 22%. Por primera vez, en el 2020 hubo una recomposición de la participación minera en el PIB, donde por primera vez los minerales metálicos fueron el principal protagonista del valor agregado del sector. Tiene una importancia muy grande hacia futuro. El potencial de inversión que tiene el sector de minerales metálicos en los próximos ocho años es de $5 billones y ese solo sector puede general en esos años cerca de 20.000 empleos directos en sectores estratégicos que el gobierno nacional está impulsando, como oro y cobre.

¿Esta tendencia se va a mantener en 2021?, ¿qué proyecciones hay?
Se espera un repunte, sin duda, como en todos los sectores de la economía colombiana. Y que todos nos propongamos una cosa, generar más empleo, aumentar el producto interno bruto y así irrigar más recursos a las familias colombianas.

En el sector minero estamos previendo con las cifras preliminares que el sector crezca este año en cerca de 15%. En carbón esperamos una recuperación importante, tal vez no a los niveles de 2017, pero sí por encima de las 50 millones de toneladas exportadas este año. Esperamos que sean unas 60 millones de toneladas al cerrar este año.

En oro, la entrada de una importante mina, un símbolo de la entrada de la ilegalidad a la legalidad como el caso de Zijin-Continental Gold va a incrementar de manera importante la producción de oro en el país y por supuesto los materiales de la construcción esperamos que crezca cerca de 10%.

Va a ser un año mucho mejor que 2020, eso sumado a lo dicho sobre la inversión.

Las prohibiciones europeas al carbón se mantienen y el precio sigue a la baja, además, en Asia también son productores ¿cuál es el plan b para las mineras dedicadas a este negocio y cuál debería ser el plan del Gobierno para reemplazar esas regalías?
La situación actual del carbón está pasando por una coyuntura y unas presiones muy fuertes. Hace un tiempo hemos identificado y estamos trabajando con el gobierno en una política para la competitividad del carbón colombiano.

Esa coyuntura de los productores del carbón es que la demanda ha cambiado. Ya el mercado tradicional del carbón colombiano que era Europa, no lo es. Es más en Asia y ese mercado va a seguir afianzándose. Es más lejano, pero también más competido, llegar a él tiene fletes y logística más costosos y en una región donde están los tres principales de carbón en el mundo. Por eso es clave en Colombia cómo ganar competitividad y cómo sacamos esos 70 años de reserva de carbón para aprovechar esa demanda que sigue existiendo en el mundo.

El Instituto de Energía del Mundo dice que para el 2040, 25% de la generación eléctrica va a seguir siendo a base de carbón y debemos aprovechar esos mercados particularmente en Asia con esos retos en materia de competitividad.

Lo segundo, los precios han tenido una caída estructural, esto ha tenido que ver con la transición energética y con los acuerdos de París que muchos países han firmado. Por tanto mejorar la productividad es importante.

Tercero, los fallos judiciales han presionado muchísimo la actividad demorando ampliaciones en las minas o incluso haciendo en algunos casos inviable el modelo operativo desconociendo la manera como operan las minas.

No podemos desconocer que en materia fiscal el carbón ha sido muy importante para todos los colombianos. Tal vez el carbón en la última década ha generado $25 billones en renta, regalías y otros impuestos. Todo eso sin incluir las contribuciones sociales y económicas.

Con la entrega de los títulos mineros de Prodeco por la inviabilidad de continuar dada la caída de la rentabilidad ¿es posible que eso pase con otras mineras dedicadas a extraer carbón?
La situación de cada una de las minas es distinta, una operación minera es como una huella dactilar y por lo tanto esto no se puede generalizar por condiciones de costos, equipos propios y demás. Lo que estamos viendo en la perspectiva de corto plazo es que pueden llegar inversiones para minerales metálicos. Además de las ampliaciones de las minas en el país como en el caso de Caldas Gold, la entrada de Zijin.

Esperamos la construcción de Gramalote y por supuesto el licenciamiento de Quebradona y todo eso generará una inversión en el país y en un futuro un importante recaudo de regalías y de impuestos.

Si no se reciben los títulos de Prodeco ¿podría darse un pleito con la empresa? y ¿cómo considera que va a mantener los compromisos ambientales si no se lo permiten hacer?

Prodeco sigue teniendo inversiones en el país y parte de esa permanencia es responder de manera clara en la relación contractual que tiene con el Estado. La compañía estará ahí para hacer el inventario de todos los temas sociales y ambientales, así como generar esa transición de entrega de ese activo productivo a la nación, en lo que están trabajando. Este proceso va relativamente bien y la atención del Estado y de la Agencia ha sido oportuna.

Una reflexión importante es cómo ese activo productivo de todos los colombianos con la mayor celeridad vuelve a generar empleos y regalías. El plan de poner a producir esa mina es de la mayor importancia.

¿Cree que haya inversionistas interesados en una mina de carbón con las condiciones actuales?
Lo hay. Esa demanda de carbón tiene un mercado grande en distintas latitudes, pero seguro. Y sobre todo por las características del carbón colombiano que es de muy buena calidad.

Son las rondas mineras que lanza el Ministerio de Minas las que van a generar y atraer inversión para el país. Como lo dijo el Instituto Fraser, hoy somos uno de los países con mayor capacidad y potencial geológico, pasando del puesto 56 al 28. Sumado a lo que dijo el gobierno nacional, el ministerio y la Agencia con el lanzamiento de las rondas mineras que son una gran apuesta para incentivar la inversión y la exploración de nuevos yacimientos. Esto va a llevar a diversificar la matriz energética que es un propósito que tenemos todos.

¿El ministerio o ustedes tienen una proyección de cuántas empresas podrían llegar o cuántos nuevos proyectos se puede desarrollar?
Las rondas son un proceso en estructuración que ha despertado un gran interés en muchas compañías. Yo preveo que muchas compañías van a ser habilitadas para participar en esta ronda.

Una vez se surtan los procesos de entrega de la mina de Prodeco, ¿esta puede entrar en una ronda minera?
Esta es una determinación del Estado, que puede usar este mecanismo en futuro para determinar qué hacer con ese activo. Este es parte del análisis que sé que el Gobierno está haciendo.

Cerrejón también anunció planes de retiro voluntario a sus empleados, ¿cree que se viene una desbandada de carboníferas?

No lo creo. El carbón está atravesando por una coyuntura especial con mercados más lejanos, pero creo que nosotros podemos sacar adelante esto y con el gobierno nacional trazar una hoja de ruta para la competitividad y llegar a esos mercados en una estabilización de precios a la baja.

¿En este momento Colombia va a tener una reducción en las regalías del carbón en el corto plazo?
Colombia va a exportar este año 30 millones de toneladas menos, eso por supuesto genera un menor recaudo de las regalías obtenidas del carbón, pero eso se compensa con el precio del dólar, con la mayor exportación de oro. así que hay que ver el impacto en las regalías que esto tiene.

Lo más necesario para recalcar es cómo esa recomposición de la actividad minera del país va a lograr en un futuro cercano equilibrar esos recursos con impuestos, con regalías y esa generación de empleo.

¿Esa compensación cuándo se generaría?
Con la inversión que llegaría en los próximos años para las minas con ampliación y construcción de nuevas minas se podría dar esa nivelación en el mediano plazo. En materia de tiempo, esas inversiones van a llegar en los próximos años y por eso hemos dicho que el sector minero es un factor determinante en la reactivación económica.

¿Qué esperan desde el gremio en el licenciamiento del proyecto de Quebradona? y si no se da, ¿cómo se pueden descuadrar las cuentas?
La discusión ambiental en el país es técnica, hoy la Anla es una institución con la capacidad técnica de tomar esas decisiones. Esta está en curso y tenemos tranquilidad de que está rodeado de una capacidad técnica mayor.

Gramalote ya está licenciado, de forma que hay unas decisiones y discusiones que ya están dadas.

LOS CONTRASTES

  • Felipe MárquezPresidente de AngloGold Ashanti

    “En Quebradona, por regalías podemos estar hablando de ventas de unos US$1.000 millones a precio de hoy por año, es decir, unos US$40 millones para el país”.

¿Hay exceso de incertidumbre para el sector que frena la llegada de empresas? ¿Cómo ha variado la Inversión Extranjera y que esperan para este año?
El mensaje de Prodeco es uno difícil para la inversión, pero eso no involucra otra gran cantidad de inversión extranjera que puede llegar al país.

Colombia cada vez es más atractiva en minerales metálicos y esto para apoyar la transición energética es fundamental. Por eso digo que la Colombia más verde que estamos concibiendo necesita de más minería de elementos estratégicos como el oro y cobre.

¿Cuáles son los minerales que serán estrella en Colombia y podrían atraer empresas en la reactivación? Sobre todo, teniendo en cuenta que muchos los acusan de no cuidar el ambiente
Sin duda, Colombia tiene un gran potencial en oro y cobre y los más importante es que tiene proyectos en fases finales de decisión, o bien de las compañías o de las autoridades. Estas son inversiones que van a llegar.

En torno a la discusión social y ambiental de la industria, Colombia ha liderado una conversación latinoamericana de minería donde se abordarán temas de cambio climático, participación ciudadana, transición energética y el papel de los minerales en un mundo más verde.

Con la ronda minera ¿es la oportunidad para que se convierta en un hub de oro y cobre?
Yo creo que es el primer paso. En América Latina hay grandes competidores de cobre, Chile es el mayor productor y Perú es el segundo, de tal forma que nosotros vamos a entrar por primera vez en esa dinámica.

Bajo este panorama, ¿cuánto le dejaría este año la minería al país en regalías?
Las regalías son muy importantes para el país, pero los colombianos no relacionamos que estos recursos vienen de la minería extractiva. La industria ha generado una enorme cantidad de vías terciarias, se han hecho puestos de salud, colegios, en fin. La industria minera en un año normal pone una cifra cercana a los $5 billones, cerca de $1.5 billones en regalías, $2.5 en impuesto y algo cercano a $1 billón en otros impuestos.

En un año de operación minera normal, la industria le compra al país $13 billones. Porque para operar en un año se encadenan pequeños negocios, fábricas y servicios en esa cifra.

En 2019, todas las empresas mineras le aportaron al país $150.000 millones en inversión social, entre lo obligatorio y no obligatorio. Y en materia ambiental fue de $360.000 millones. Eso significa que es una industria que aporta

A la espera del licenciamiento ¿se mantendrá ese aporte o será menor?
Va a ser menor, por las exportaciones de carbón, pero va a estar compensado por el ingreso de la inversión extranjera directa. Cuando esto se consolide, en unos 3 o 4 años, esas minas en producción van a generar una gran cantidad de divisas y van a permitir la diversificación de la matriz minera del país.

MÁS DE EMPRESAS

Educación 16/04/2021 Compensar y la Universidad del Rosario lanzan temporada de "Emprendimiento sin rodeos"

Las entidades lideran el proyecto audiovisual que busca incentivar el emprendimiento mediante un espacio virtual de aprendizaje

Minas 14/04/2021 Drummond hizo el primer cargue de carbón colombiano hacia Dubái, Emiratos Árabes

La empresa realizó el cargue de 164.257 toneladas que usarán para la generación de energía en una central termoeléctrica en Dubái

Telecomunicaciones 14/04/2021 Sigue la batalla de precios y Claro cuenta desde hoy con planes pospago desde $55.900

El operador también anunció paquetes en prepago desde $6.000 con 1 GB, esto incluye minutos, Twitter, Facebook y WhatsApp ilimitados

MÁS EMPRESAS