sábado, 30 de septiembre de 2017

Fit For All entra al nicho ‘low cost’ y tendrá 10 gimnasios a 2019.

Lina María Guevara Benavides

La creación de gimnasios bajo el modelo “low cost” o de precios bajos es cada vez mayor. Sus tarifas de membresía, sumado a la diversidad en los pagos y la cancelación de cláusulas de permanencia, hacen de este un mercado atractivo para que nuevos jugadores entren al negocio.

Un ejemplo de ello es Fit For All, una marca colombiana de gimnasios cuya propuesta de servicio de alta calidad combinado con precios económicos (lo que su propietaria llama “premium low cost”), busca llamar la atención de los millennials.

La idea, que también es aplicada por la cadena Smar Fit de Brasil y, en su momento, Nordic Fitness, no solo le apuesta a democratizar este mercado, sino también a abrir oportunidades de negocio.

“Trabajé por más de 10 años en Bodytech y vi que en Colombia había una oportunidad muy grande si se compara con el mercado Latinoamericano. Acá la penetración está en 1,7% frente a países como Brasil, México y Chile, donde se triplican estas variables. Hay una oportunidad en el segmento ‘premium low cost’, pues mientras muchos invierten en infraestructura y máquinas, nosotros le apostados a la tecnología y al servicio”, señaló Layla Fayad, fundadora de Fit For All.

Bajo esta oferta, cuya mensualidad oscila entre $79.000 a $89.000, la cadena le apuesta a conquistar a los jóvenes entre 18 a 35 años. Fayad agregó que tras la apertura de su primera sede en la 94 con 13, en el norte de la capital, la compañía ya pone sus ojos en otras zonas de Bogotá como Unicentro, Hayuelos, Cedritos y Normandía; sedes que estarán listas para antes de abril de 2018.

“El próximo gimnasio arranca preventa en octubre y se ubicará cerca a Unicentro. Otra apertura será el 2 de octubre en Hayuelos y es increíble el auge que se ha presentado en este lugar. Desde $79.000 la gente podrá afiliarse a un plan mes a mes”, sostuvo la fundadora, quien además señaló que se invertirá alrededor de US$10 millones para la apertura de 10 sedes en 2019.

Ante la llegada de este nuevo jugador al mercado, el panorama de los centros de entrenamientos “low cost” se hace cada vez más competitivo. Para Ricardo Salazar, socio del Centro de Capacitación en Acondicionamiento y Preparación Física (Capf), “estos gimnasios de bajo costo en algunas ocasiones solo ofrecen espacios de entrenamiento, pero sin asesoría. Sin embargo, ahora se pueden encontrar tarifas de hasta $50.000, lo que obliga a las grandes superficies como Bodytech y Spinning Center a buscar nuevas alternativas”.

Smart Fit fue de las primeras empresas que abrieron este segmento de bajo costo. Ya tiene presencia en seis países de la región con 410 gimnasios y 1,4 millones de usuarios, y viene trabajando en los últimos meses para ganar participación combatiendo tres retos: altos precios, poca flexibilidad en las membresías y la pena a ejercitarse en público.

Así lo aseguró Stefan Hofmann, gerente de Smart Fit, quien hace dos meses afirmó a LR que: “la marca entró a Colombia en 2016 porque es uno de los mercados más grandes e interesantes de Latinoamérica”.

Sin embargo, aunque este tipo de emprendimientos prenden el radar para que las grandes compañías le apuesten a abrir su portafolio, Spinning Center y Bodytech señalaron que, por el momento, no incursionarían en categorías a bajos precios. Esto, debido a que dentro de su línea estratégica está el desarrollo de productos y servicios con precios estándares de mercado. “La llegada de las low cost indiscutiblemente ayuda a que el número de personas que va al gimnasio aumente, lo que es un beneficio para el cliente”, señaló César Casallas, gerente de Spinning Center Gym, quien resaltó que, en esta categoría de bajo costo, se aprecian precios “supremamente bajos”.

La otra cadena en este nicho era Nordic Fitness, que fue adquirida por Bodytech. Aunque hizo la compra, esta última empresa señaló que por ahora no estaba interesada en tener nuevas alternativas de negocio, pues en esencia se está concentrando en ampliar la participación de mercado.