.
EMPRESAS Los ‘pecados’ que no dejan salir de la crisis a la Industria Licorera de Caldas
viernes, 2 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

El problema que tiene acuestas el gobernador de Caldas, Julián Gutiérrez, como presidente de la junta directiva de la Industria Licorera de Caldas (ILC), no es, a ciencia cierta, buscar un nuevo gerente para la firma.

Es encontrar quien se le mida a una empresa en una crisis financiera profunda (en 2013 dejó pérdidas por $4.000 millones); rodeada de intereses políticos; con tres sindicatos; con múltiples problemas coyunturales y estructurales, que pasan por un grave desorden empresarial y que en los últimos dos años ha tenido sentadas en la silla de la gerencia a seis personas distintas.

El último gerente fue Bruno Seidel, quien duró sólo seis meses en el cargo. Hoy lo reemplaza (en calidad de encargado hasta que se designe uno en propiedad) el gerente Administrativo de la firma Mauricio Ruiz. Gutiérrez le dijo a LR que sí cree que haya gente capacitada y con experiencia en Caldas que quiera medírsele al reto de liderar una firma en ‘cuidados intensivos’ y que, además, se tomará el tiempo necesario para encontrarla. “Las cosas hay que hacerlas bien y con calma”, agrega. Aunque ya se especula con nombres, el Gobernador dijo que hablará del tema la próxima semana.

Pero esta es, precisamente, una de las problemáticas históricas más complejas de la empresa, que muchos tildan de ‘plaga’. Y es la inexistencia de una política empresarial continua que genera la inestabilidad administrativa a la que ha estado sometida la empresa por años, ligada a la injerencia de los grupos políticos en Caldas.

Esta pecaminosa condición en el manejo de cualquier empresa, que deja ver un barco sin capitán, es el orígen de muchas irregularidades administrativas y de procesos contables internos y externos que agobian a la licorera, advertidos por la Contraloría de Caldas, y ratificadas por la Price Waterhouse Coopers (PWC) en su último informe.

Esto pasa, entre muchos factores, por debilidades en control interno, en procedimientos de facturación y en inventarios, registros contables sin evidencias y en la no existencia de políticas para el análisis técnico de procesos de litigios que permitan estimar provisiones. La PWC advierte, por ejemplo, que la ILC tiene procesos en contra por unos $42.000 millones, entre ellos uno con la Dian de $24.000 millones. Según la Gerencia Financiera de la licorera están trabajando para que se provisionen.

Otro punto que está en estudio jurídico es si $35.000 millones recuperados de Cajanal entre 2007 y 2009 por cuotas partes y que entraron a la caja de la empresa, debieron ir al patrimonio autónomo.

Pero además, hay una nómina costosa, con una convención colectiva que al año cuesta unos $4.000 millones. Según el miembro de la junta directiva, Guillermo Arango, de la planta de personal, compuesta por unos 250 funcionarios, sobran por lo menos 150. Sobre la mesa está un plan de reestructuración por hacer.

El fiscal de Sintrabecólicas, uno de los tres sindicatos que tiene la firma, Víctor Bustacara, ha sostenido que han hecho propuestas desde el punto de vista de la planta de personal y de la convención colectiva “pero no se sientan a dialogar con nosotros. Estamos dispuestos a buscar salidas”.

Lo que dejó claro, Seidel, antes de dejar la gerencia, es que la ILC carece de un clima organizacional favorable y que existe una “cultura del miedo y de la desconfianza”.

Mercado y estructura empresarial rígida
Un mercado competido, con problemas de contrabando y con restricciones para comercializar los licores nacionales libremente en los departamentos, hacen parte de los grandes males de la Industria Licorera de Caldas, cuyas soluciones no se ven a corto plazo. Otro pecado tiene que ver con una estructura empresarial rígida entre un entorno de producción y comercialización de ciclos. Esto la lleva a tener costos muy altos, pues debe asumir cargas cuando no hay producción. El tema de un socio estratégico es uno de los grandes pendientes de la firma.

Las opiniones

José Fernando Salazar
Miembro de Junta Directiva

“Hay mucha gente que quiere el cambio, pero a la hora de la verdad no tiene la camiseta puesta y la empresa tiene un sin número de dificultades”.

Duván Emilio Ramírez
Exmiembro de Junta y Decano de la U. de Manizales

“La empresa no está quebrada tiene alternativas. Lo que necesita son decisiones fuertes, radicales y bien tomadas, que seguramente tienen su costo”.

MÁS DE EMPRESAS

Contenido patrocinado 30/07/2021 Inexmoda logró oportunidades de exportación por monto total de US$10,7 millones

Los eventos tuvieron 400 expositores, los cuales contaron con cerca de 7.000 compradores nacionales e internacionales

Construcción 28/07/2021 Prodesa entrega primer proyecto desarrollado del programa Semillero de Propietarios

La constructora entregó las primeras 30 viviendas de las 418 que entregará en el proyecto Caoba en Soledad, Atlántico

Minas 28/07/2021 Felipe Márquez, presidente de AngloGold para Colombia y Argentina, deja su cargo

El ejecutivo se retira de la compañía luego de 10 años de trayectoria. En su remplazo estará como presidente interina, Ana Gómez

MÁS EMPRESAS