La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

La Industria Licorera de Caldas (ILC) aterrizó sus metas de producción y ventas.

De la previsión que tenía el ex gerente, Francisco Quintero, de vender 30 millones de unidades en 2013, la actual gerente de la destilería, Patricia Elena Cárdenas, informó que lo comercializado serán 24,3 millones en todo el portafolio (productos propios y maquilas). Esto representa 5,7 millones menos que la meta de Quintero, aunque un 12,5% más del objetivo previsto para este año.

La baja en la proyección, explicó Cárdenas, se debe a que se buscan establecer metas que se puedan cumplir porque tienen en cuenta el comportamiento actual del mercado en materia de licores nacionales.

Quintero salió anticipadamente en octubre pasado de la destilería, tras solo siete meses de gestión, precisamente porque la junta directiva y el gobernador de Caldas, Guido Echeverri, consideraron que sus metas eran inalcanzables.

La nueva etapa de la destilería, según los actuales directivos, busca aterrizarlas y ponerlas a un punto que le permitan al departamento tener claridad de cuánto recibirá específicamente por las transferencias.

En este sentido, Cárdenas señaló que la proyección para 2012 es vender 21,6 millones de unidades, de las cuales un poco más de 11,8 millones de botellas de 750 milímetros son de ron; 5,3 millones, son de aguardiente; y cerca de 3,8 millones, son maquilas.

“Como van las ventas, y teniendo en cuenta que diciembre es el mejor mes del año, la meta podría cumplirse en 2012 los que nos permitirá transferir al departamento unos $15.000 millones”, sostuvo.

“En ron, buscamos colocar el año entrante 13,5 millones, porque es nuestro producto más fuerte, es decir, crecer 14% más frente a lo proyectado este año y porque buscamos aumentar exportaciones. Y en aguardiente, la idea es permanecer igual y el resto es maquilas”, dijo la directiva.

Frente al interrogante de si el licor vendido se coloca efectivamente en el mercado o queda en bodegas de los distribuidores, que ha sido una de las críticas que se le han hecho a los diversos gerentes que ha tenido la destilería caldense, Cárdenas contestó que la licorera ha despachado lo que los comercializadores han pedido, bajo el cumplimiento de las cuotas de los contratos.

“Los distribuidores con contratos han comprado y donde no hay un término contractual se hace una venta directa”, sostuvo.

Ventas a la baja
Aunque las directivas de la ILC señalaron que lo que se busca con las metas de 2012 y 2013 es aterrizarlas, para el diputado Jorge Luis Ramírez, las ventas de la licorera bajan, en vez de subir.

Sus cuentas son claras. “Hace seis o siete años las proyecciones se ponían sobre los productos propios y eran de 25 millones de unidades. Ahora, se dice que se venden 21,6 millones con todo el portafolio. Es decir, que sacando las maquilas, las colocaciones de ron y aguardiente que son nuestros productos, levemente superan los 17 millones de botellas”, agregó.

Esto lleva al diputado a concluir que la situación de la ILC sigue siendo difícil y consideró que el cambio de gerente sí transforma las metas, pero a la baja.

“En marzo se dijo que la proyección era de 23 millones de botellas con todo el portafolio. Lo que ahora dice la nueva gerente es que se va a vender menos en el mercado y eso quiere decir que en materia de mercadeo en la licorera se sigue dando tumbos”, agregó.

Solo este año por la licorera caldense han pasado tres gerentes.

Inversiones por $15.000 millones
La gerente de la Industria Licorera de Caldas (ILC), Patricia Elena Cárdenas, indicó que en 2013 se prevé realizar inversiones por $15.000 millones para modernizar la planta, mejorar procesos y rentabilidad y en publicidad y promoción. Del total planteado, $10.000 millones (que se obtuvieron a raíz del incendio ocurrido en octubre de 2011) serán para la fábrica y los otros $5.000 millones para la comunicación estratégica que busca proyectar más publicidad. Cárdenas agregó que el negocio con Diageo para producir Smirnoff ICE se cayó, por el momento, porque el costo presentado por la ILC no le era rentable a la multinacional.

La opinión

Jorge Luis Ramírez
Diputado de Caldas

“La ILC en vez de subir las ventas, las baja. Hace unos seis o siete años las metas se hacían sobre productos propios y eran 25 millones. Hoy, se habla de 21 millones en todo el portafolio”.