Bruce Mac Master, presidente del gremio, señaló que debe haber un gran acuerdo nacional para mantener la economía y los empleos

Adriana Carolina Leal Acosta

El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, señaló que están trabajando en una propuesta que será presentada al Gobierno esta semana, en la que pide que se suspenda el pago de las deudas del sector privado durante un año para que las firmas puedan sobrellevar la cuarentena y pagarle a sus empleados.

De acuerdo con el dirigente gremial, más del 70% de las empresas del país está en riesgo de quebrarse, así como los bancos, en el potencial escenario de que no reciban los pagos de las obligaciones mencionadas.

Ahora, si bien Mac Master destacó la iniciativa del Gobierno de inyectar $70 billones al Fondo Nacional de Garantías, para fortalecer a los bancos estatales, que serán los encargados de brindar créditos a los medianos y pequeños empresarios que requieran apoyo en el marco de la cuarentena, agregó que esto es insuficiente y recalcó que “es el momento de jugarnos el todo por el todo, o hacemos la apuesta global más fuerte de la historia o podemos salir perdiendo”.

Adicionalmente, dijo que en medio de esta coyuntura el papel del Banco de la República es fundamental, al tener que estar listo para brindar liquidez a todos los actores del sector financiero cuando llegue el momento. Así, en la visión del líder gremial, ganarían tanto las empresas como los bancos.

Con relación a lo anterior cabe recordar que la junta directiva del Emisor, en busca de precisamente darle liquidez al sector financiero, el pasado lunes autorizó comprar títulos privados emitidos por establecimientos de crédito, con vencimiento remanente menor o igual a tres años. Esta herramienta, que durante la semana se hizo efectiva mediante subastas y cuyo tope fue establecido en $10 billones, fue calificada positivamente por el mercado, teniendo en cuenta que históricamente solo se había permitido que el Banco de la República comprara títulos de deuda pública.

Sobre la medida, Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, señaló que la propuesta de la Andi es viable, teniendo en cuenta que las circunstancias son tan extraordinarias como riesgosas para la economía. Sin embargo, dudó sobre “cómo haríamos para asegurarnos de que las empresas sí continuarán pagando la nómina una vez se congelen las deudas. Por eso me parece que todas las ayudas deben estar sujetas a la condición de no despedir a un solo empleado. Así mismo, me parece que debemos analizar medidas como las de Dinamarca y Holanda, donde el Gobierno subsidió entre 80% y 90% la nómina a las empresas que tuvieron que mandar personal a la casa”.