.
EMPRESAS Jóvenes le apuestan al emprendimiento con las industrias culturales
miércoles, 19 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Valentina Pachón - vpachon@larepublica.com.co

Toda actividad intelectual amparada  por  derechos de autor entra a ser producto comercial en este nicho, denominado: “economía naranja”, término acuñado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidad que previo estudio detenido del tema, destacó la importancia y el potencial creativo latinoamericano como fuente de riqueza y desarrollo regional. 

Siguiendo esta línea,  múltiples organizaciones público-privadas han  creado herramientas tendientes a fomentar esta actividad, por medio de fondos de emprendimiento y formalización de empresas culturales, como el Ministerio de Cultura, la Cámara de Comercio de Bogotá y la Universidad de Antioquía. 

Sin embargo, la financiación hacia el sector cultural es escasa, pues el sistema financiero ha sido tradicionalmente reacio a apostarle al riesgo que éste implica. Las bajas tasas de retorno y la capitalización inicial que requieren este tipo de proyectos han hecho de este negocio un dolor de cabeza para algunos. 

Para Katrin Nyfeler, cofundadora de Casa Ensamble y experta en gerencia, emprender en  cultura es una labor titánica que requiere de persistencia, cuyos resultados en últimas se equiparan a los de cualquier otro sector, por lo que  es fundamental estudio, disciplina y creatividad para abrirse espacio en el mercado. Con todo, la estrechez del medio, ha obligado a los empresarios,  a enfrentarse en varios campos, generar nuevos productos, acoger otros públicos para aumentar la demanda y trascender en el mundo del arte. 

Según la Cámara de Comercio de Bogotá, 95% de los proyectos culturales mueren antes de los primeros cinco años de creación. La visión gerencial en este tipo de proyectos es escasa y la vinculación de profesionales del sector corporativo que direccionen empresas culturales es muy baja, pues existen actualmente registrados en el Sistema Nacional de Información de Educación Superior del Ministerio  288 programas relacionados con la industria cultural, de los cuales solo 5% hace referencia al fomento cultural. Hecho que resalta la necesidad de educación administrativa en las carreras artísticas, como  motor de emprendimiento. 

Emprendedores hizo un ejercicio investigativo para destacar cuatros casos de éxito de negocios culturales que están creando valor en la sociedad y que están desarrollando el sector. 

Un portal web para la cultura 
Infoeventos nace en 2012 como una necesidad insatisfecha que identifica la ingeniera industrial, Camila Cepeda, de la mano de su novio Camilo González. Estos jóvenes interesados por los temas culturales no encontraban en internet información de eventos de teatro, danza y literatura en Bucaramanga y de ahí surgió la idea de negocio. Actualmente la plataforma cuenta con 2.700 usuarios mensuales que consultan la programación de eventos y que buscan asesoría en temas referentes a marketing y servicios de mercadeo del sector.

Casa Ensamble rentabiliza las tablas 
Las claves del éxito de CasaE  es la oferta de productos únicos y originales. katrin Nyfeler y Alejandra Borrero estudian su público y desarrollan obras que atraen y fidelizan, por medio de un formato empresarial preciso en el que mezclan la visión gerencial con la visión artística, haciendo una dupla de arte y conocimiento corporativo que ha logrado revolucionar las tablas en Colombia. Actualmente tienen el único múltiplex con 10 salas de teatro, artes plásticas y música en donde democratizan el arte al tener oferta para todo público  y a todos los precios. 

Gestar Cultural, música clásica para el mundo 
Gestar Cultural es la primera agencia del país que representa a músicos clásicos ‘made in Colombia’. Su sede se encuentra en Medellín y esta iniciativa parte de tres jóvenes con edades entre los 26 y 27 años: la abogada, violinista y gestora cultural Nathaly Ossa; la pedagoga y también violinista Carolina Castro, y el chelista y director de orquesta Juan Pablo Valencia. Su objetivo principal es la gestión de conciertos y contratos musicales para los artistas no solo en Colombia sino también en España y otros países de Iberoamérica.

Kámado, el arte de producir una experiencia
Camilo Maldonado tiene como objetivo producir  entretenimiento. Y a decir verdad lo ha logrado. Con Kámado, una productora de espectáculos y contenidos artísticos creada por él, ha ido a China, Japón, México y a otros 15 países, donde ha dejado ver su arte. “Trabajé 17 años con el ballet folclórico de Antioquia. Fui director artístico general los últimos ocho años, durante los cuales produje espectáculos de gran formato, pero tenía inquietud por el emprendimiento y el deseo de visibilizarme como productor de espectáculos”, asegura. En 2013 consolidó su iniciativa empresarial, que define como proyecto de vida.

Las Opiniones:
Katrin Nylefer

Directora Ejecutiva Casa Ensamble
“A pesar de que el arte es una labor transformadora, en Colombia no se cuenta con una base educativa que haga de la cultura un producto de consumo masivo”.

Luis Alberto Moreno
Presidente del BID
“La industria cultural ocupa cerca de 1 millón de personas, genera ganancias cercanas a los $20 billones anuales, y se estima un crecimiento del 5% para 2015”.

MÁS DE EMPRESAS

Construcción 17/09/2021 Proptech de propiedad horizontal, Wihom, tiene 30.000 usuarios tras ocho meses en el mercado

Este año espera llegar a 2% del mercado en los próximos 18 meses, es decir 2.100 edificios y levantar una ronda de inversión

Contenido patrocinado 17/09/2021 Claro Colombia lanzó un reto de innovación a la comunidad fintech y emprendedora

El ganador desarrollará con la compañía una Prueba de Concepto, recibirá un premio en dinero y será un potencial aliado

Comercio 20/09/2021 "Este año esperamos aumentar cifra de subsidios y alcanzar los $850.000 millones”

Colsubsidio espera crecimiento en todas sus categorías al cierre de 2021. En el caso de las droguerías la meta es llegar a 500 en 2022

MÁS EMPRESAS