El Ebitda presentó un incremento acorde con el comportamiento de los ingresos, $1,2 billones, contrarrestado parcialmente por el aumento en los costos por compras de energía

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Los ingresos operacionales de Enel-Emgesa durante el primer semestre de 2020 fueron de $2,1 billones lo que representa una variación de 9,5% con respecto al mismo periodo del año anterior, explicado principalmente por el incremento en los precios de energía en bolsa como consecuencia de los bajos aportes hidrológicos durante el inicio del invierno 2020 acompañada con una optimización del portafolio de Centrales y de la gestión de sus embalses.

El Ebitda tuvo un incremento de 9,1%, acorde con el comportamiento de los ingresos y llegaron a $1,2 billones, contrarrestado parcialmente por el aumento en los costos por compras de energía como consecuencia de los mayores precios de bolsa registrados, el aumento en los costos y gastos de operación, explicado principalmente por gastos de personal, dados los incrementos salariales (indexados al IPC), los auxilios y los beneficios a los trabajadores.

Adicionalmente, el Ebidta refleja la donación realizada por la compañía por $1.750 millones para aportar a iniciativas de salud y alimentación durante la pandemia ocasionada por el covid-19.

La utilidad neta subió durante el primer semestre de 2020 ($719.221 millones), frente al mismo periodo del año anterior, debido a aspectos como la reducción en los gastos financieros netos, explicados por una disminución en el saldo promedio de la deuda debido a los vencimientos y amortizaciones de obligaciones financieras durante el período.

Una menor tasa efectiva de impuestos de renta de acuerdo con la reducción de tasa de renta de 1% aprobada por la Ley de crecimiento económico del Gobierno y por la optimización de beneficios tributarios presentados en la renta de mayo 2020 que se originan en la inversión destinada a proyectos medioambientales, así como de ciencia y tecnología.

"Durante el primer semestre del año, hemos llevado a cabo planes operativos y financieros que nos posicionan como la primera generadora de energía del país en capacidad instalada y aportando 21,3% de la energía requerida por el Sistema Interconectado Nacional contribuyendo con la confiabilidad y seguridad energética del país, en el marco de condiciones hidrológicas deficitarias registradas en el inicio del invierno 2020. Seguiremos comprometidos para operar de manera responsable nuestros centros de producción y gestionando la energía que demandan nuestros clientes; apoyando a las comunidades de nuestras áreas de influencia, asumiendo los retos operativos y cuidando a nuestros trabajadores bajo todas las medidas de bioseguridad requeridas por la coyuntura actual con el covid-19”, afirmó Lucio Rubio Díaz, director general de Enel en Colombia.

Enel-Emgesa, ha puesto en marcha los protocolos y medidas de seguridad pertinentes desde el inicio de la pandemia, para garantizar la salud de sus trabajadores, colaboradores y de las comunidades aledañas, sin afectar la operación de las 13 centrales que están distribuidas en Cundinamarca, Huila y Bolívar ni la atención de los clientes a nivel nacional y de las distintas operaciones del mercado energético.