viernes, 25 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Con menos de dos mes de haber llegado a la cartera de Minas y Energía, al nuevo ministro Amylkar Acosta le ha tocado lidiar con temas escabrosos que mantienen el debate sobre el futuro de este sector. Aún así, la experiencia de más de 30 años que este economista tiene en la materia, le ha dado la confianza para salirle al paso a  asuntos como el nuevo Código de Minas, los paros de los pequeños mineros, los atentados a la industria, y prepararse para rendir cuentas por la producción que, en el área del carbón, no avista buenos resultados.

Dentro de este panorama, uno de los temas que más preocupa a las compañías es la esperada delimitación del Páramo de Santurbán que está en manos del Ministerio de Ambiente y será presentada con una escala de 1:25.000. Sin embargo, en un intento para calmar los ánimos, Acosta señaló que el Gobierno estudiará las ofertas con las que podrán responder a las mineras por los derechos se han adquiridos. Esto implicaría compensaciones a las compañías. 

Asuntos Mineros  habló con el ejecutivo, quien aprovechó la oportunidad para analizar cómo quedará la producción de carbón de este año. 

Dr. Acosta, se espera que en noviembre se presente la nueva delimitación del Páramo de Santurbán, un tema que tiene en vilo a varias mineras. ¿Qué garantías hay de que esta vez sí se va a entregar el documento?
La garantía la debe dar el Ministerio de Ambiente, que es la autoridad competente en este tema. Pero lo cierto es que la razón por la cual se ha diferido en el tiempo es por lo dispendioso y por el grado de concertación que debe haber con el Instituto Von Humboldt y otros aspectos sociales. 

¿No cree que esta nueva delimitación colocará en vilo la estabilidad jurídica, porque ya hay inversiones en la zona?
Ese es un tema en donde está la atención, por un debate entre lo que será la estabilidad jurídica y la preservación del medio ambiente. Pero es bien sabido que el Estado colombiano ha sido respetuoso de los derechos adquiridos y así seguirá siendo. Sin embargo, eso tiene que compatibilizarse con una norma sobre el desarrollo sostenible y allí es donde está comprometida la actividad minera. 

Mantener esa posición implicará ciertas medidas. ¿Qué se va a hacer exactamente para respetar los derechos adquiridos?
El Gobierno tiene que buscar la manera de poder llegar a unos acuerdos o concertación con las empresas titulares de esas áreas y que puedan, eventualmente, explorar fórmulas, como pueden ser medidas compensatorias. 

¿Eso significa que responderán por las inversiones hechas? 
Posiblemente, habrá compensaciones para las mineras cuyos títulos queden implicados en Páramo. Es decir, que se puedan suplir las áreas que han sido objeto de titulaciones, por otras equivalentes en lugares donde sí se pueda hacer la actividad minera.  

¿Ya ha dialogado con las empresas sobre las negociaciones? ¿O desde cuándo lo harán?
Eso es del resorte del Ministerio de Ambiente. Y creo que eso lo harán una vez que se adopte esa delimitación de la que hablamos.

¿Qué pasará si no le responden a las mineras?
Allí hay un riesgo, que esperamos que no se materialice, porque las empresas que puedan sentir afectados sus intereses, podrían iniciar acciones legales. En ese caso, el Gobierno estará presto para defender el interés de la Nación. Aunque muchas veces esto termina en un tipo de concertación entre las partes, porque en algún momento se podría dar lugar al detrimento patrimonial. 

Pero hay empresas que ya han anunciado la posibilidad de emprender acciones legales.

Seguramente que así será. Y,  si no lo han hecho, lo podrán hacer. Pero, reitero, siempre está abierta la vía de la conciliación. 

Por otro lado ministro, ¿Revisaron la meta de producción de carbón? ¿En cuanto quedará?
La realidad es que la meta que se tenía de los 94 millones de toneladas, obviamente, no se va a poder alcanzar. Y diría que la sacamos barata si logramos  llegar a 84 millones de tonelada. 

¿Cómo esperan retomar el crecimiento?
Ya estamos dialogando con las comunidades, porque los problemas sociales le quintan productividad a las empresas si no hay aprobación de la población. Vamos por buen camino y esperamos que no haya más conflictos que paralicen la producción de las empresas.

Natalia Gutierrez 
Viceministra de Minas
Los problemas que ha vivido el sector no le restan a la minería nacional su atractivo. Así lo señaló la viceministra de Minas, quien cree que “Colombia, como todo país que está creciendo, tiene que ajustarse y aprender, para ser más eficiente”. A su vez, concretó que seguirán con los diálogos con las comunidades, los cuales avanzan por buen camino. 

Hernán Linares
Gerente de Eco Oro

La canadiense Eco Oro ha sido una de las empresas implicadas en la zona de Páramo. Su gerente, Hernán Linares, manifestó que le piden al Gobierno definir lo más pronto posible la delimitación de Santurbán, porque la incertidumbre sobre qué va a pasar con sus títulos los ha llevado a detener sus inversiones por más de un año.  

Luz Helena Sarmiento
Ministra Ambiente

Una voz de calma también la dio la ministra de Ambiente, Luz Helena Sarmiento, quien, como Acosta, llegó al cargo hace menos de dos meses. En diálogo con este medio, la ejecutiva aseguró que “si los títulos tienen licencia ambiental, se respetarán”.