Los ingresos de la firma registraron un crecimiento de 6%. El resultado neto en los primeros seis meses alcanzó una suma de $717.000 millones

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

En el primer semestre de 2020 los ingresos del Grupo EPM ascendieron a $9,3 billones, con un crecimiento de 6% con respecto al año anterior. De estos, la participación de EPM Matriz corresponde a 50%, con un crecimiento de 12%.

Según la compañía, para el periodo enero a junio, el resultado operacional del grupo empresarial fue de $2,1 billones, con un decrecimiento de 7% y un margen de 23%; el Ebitda fue de $2,8 billones, con un decrecimiento de 4%, del cual EPM Matriz participa con 60% y el resultado neto del Grupo fue de $717.000 millones, en tanto que en la matriz fue de $636.000 millones.

"De las transferencias contabilizadas por $1.488 millones a favor de Medellín para la vigencia 2020, EPM ha efectuado pagos por $1.044 millones, que contribuyen a la inversión social de los habitantes de la ciudad, con más bienestar para miles de personas", señaló la empresa.

Además la compañía de energía destaca que, si bien el ejercicio del primer semestre fue positivo, los resultados estuvieron impactados por menores ingresos de caja y mayores costos en la prestación de los servicios, debido a la época de sequía en Colombia.

En el reporte se detalla que influyó la menor demanda por la actividad económica y sobrecostos por las medidas especiales implementadas por EPM durante el aislamiento obligatorio, con un efecto de $320.000 millones aproximadamente.

"En el primer semestre del año y pese a la pandemia , el Grupo EPM hizo inversiones en proyecto de infraestructura por $1,2 billones, que han sido fundamentales para dinamizar la economía y generar empleo. A julio, el grupo empresarial alcanzó los 14.046 colaboradores directos", informó.

Actualmente la situación financiera del Grupo EPM tiene activos totales  por  $57,3 billones, con un crecimiento del 4%; pasivo por $33,6 billones, con un crecimiento del 9%; patrimonio por $23,7 billones, con una disminución del 2%, e inversiones en infraestructura por $1,2 billones.