El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, aseguró que "las políticas implementadas hace ya casi un año fallaron"

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co

Fenalco anunció por medio de un comunicado que los comerciantes han reaccionado con profundo rechazo las nuevas medidas tomadas en Bogotá y otras zonas del país, las cuales incluyen cuarentena, ley seca, toques de queda y pico y cédula.

El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, aseguró que las decisiones tomadas ahora son la muestra de que "las políticas implementadas hace ya casi un año fallaron y volverlas a repetir solo sería la destrucción de nuevos empleos y la muerte para miles de empresas".

Cabal añadió que los confinamientos y otras medidas restrictivas solo lograrán pérdidas económicas y sociales dentro de la población del país. Las cifras de desempleo en agosto, según el funcionario, corroboran esta afirmación ante las medidas tomadas durante los últimos días.

El informe de Fenalco también afirmó que los comerciantes se están preguntando por qué las medidas también afectarán a las empresas que, según el documento, "son las que han cumplido con la implementación de los protocolos de bioseguridad, mientras que las campañas dirigidas a la población en general y el comercio informal han brillado por su ausencia".

Según el vocero de los comerciantes, los mandatarios locales no han estudiado otros modelos pertinentes para atender la emergencia por covid-19 mientras se permite a los negocios seguir con sus operaciones. Además, se puso de ejemplo a otras ciudades del mundo donde las medidas alternativas han tenido, según las declaraciones, mayor eficacia en el control del virus.

“A casi un año del primer confinamiento creemos que ha fracasado la autoridad para garantizar la disciplina social en las diferentes ciudades, estableciendo sanciones fuertes a quienes infringen y violan las distintas medidas adoptadas. Mientras se cierran localidades, actividad productiva y comercio formal, se mantiene la permisividad de comercio informal, manifestaciones y aglomeraciones en las calles. Es lamentable regresar a las medidas del pasado solamente para justificar el inadecuado manejo de una política para la prevención del virus”, aseguró Cabal.