El economista de la Universidad de Los Andes perdió la batalla contra el cáncer, enfermedad que lo llevó al crowdfunding inmobiliario

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Rodrigo Niño, economista de la Universidad de Los Andes, fundó en 2003 la firma Prodigy Network. En 2013, tras ser diagnosticado con cáncer, le dio un giro a su empresa y, estando instalado en Nueva York, puso el foco de su negocio en el crowdfunding. A finales del año pasado el empresario volvió a ser diagnosticado con la enfermedad y murió el día de hoy.

Al momento de dar un vuelco a su empresa, el empresario cambió su modelo de negocio para enfocarlo en el crowdfunding, que en ese momento era prometedor por las posibilidades que ofrecía para democratizar las inversiones en finca raíz.

La idea de Niño era ofrecer una plataforma para permitir que los inversionistas depositaran su dinero en grandes proyectos comerciales, que usualmente eran comprados, vendidos y desarrollados exclusivamente por los grandes jugadores del mercado.

El modelo de negocios de Prodigy Networks, entonces, incluye la compra, remodelación, operación y venta de los inmuebles en un plazo de tres a cinco años. Para esto, la financiación proviene de deudas con los bancos (40%), capital propio (10%) y crowdfunding (50%). De este último componente, 80% de los inversionistas en los proyectos de Manhattan son latinoamericanos.

La inversión para ingresar ha bajado de US$250.000 a US$10.000 y el objetivo es que la cuota se entrada siga bajando, hasta llegar incluso a US$100.