El presidente de Pintuco, Juan Carlos Moreno, aseguró que están explorando oportunidades en los mercados de Chile y México

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

Pensando en innovación y sostenibilidad, Pintuco llegó a sus 75 años. Para esta empresa, una de las más reconocidas del negocio de las pinturas en Colombia, los retos hacia futuro están en la optimización de procesos, y en seguir consolidándose no solo a nivel nacional sino internacional. Juan Carlos

Moreno, su presidente, indicó que esperan que el próximo año sea bueno, incluso mejor que 2019. Además, dijo que “ser sostenible no debe ser más costoso”, por lo que aseguró que el ADN de Pintuco sigue enfocado en la eficiencia de los procesos y en el desarrollo de productos.

¿Qué significa para ustedes haber llegado a los 75 años como empresa?

En 75 años hemos logrado convertirnos en un habilitador no solamente en los hogares, sino de la industria. Pintuco maneja muchas líneas que se fueron configurando en construcción, estructuras y en el sector automotor. Hoy es un gran motivo de orgullo la cercanía que representa esta marca que nos ha traído muchas alegrías.

¿Cuál es el desafío en estos momentos?

Seguir trabajando en innovación, que es para nosotros un medio para ser más sostenibles. En la actualidad trabajamos en la eficiencia de nuestros procesos y en el desarrollo de productos que sean fáciles de aplicar, y que contribuyan tanto al cuidado del medio ambiente como al de la salud. Haber hecho este año, incluso en medio de la pandemia, la inversión en paneles solares, y haber continuado desarrollando nuestro portafolio sostenible con certificación internacional demuestra que esa innovación está enfocada a darle prioridad a esos procesos.

¿Cómo ven los próximos años?

Esperamos seguir acompañando con nuevas innovaciones las casas de los colombianos, la industria y realizar alianzas en materia de sostenibilidad para aportar al desarrollo y mejoramiento del sector.

¿Ser sostenible es buen negocio?

Ser sostenibles no puede ser más costoso, pues tiene que ser un buen negocio. Desde el diseño y la configuración de nuestras plantas hemos trabajado para ese objetivo. Hoy desarrollamos productos de bajo impacto y emisiones, que cuando se hacen de manera programada son mucho mejor negocio.

¿Qué expectativas tienen para 2021?

Va a ser un año que no va a tener el mismo nivel de incertidumbre que este 2020, pues este nos trajo sorpresas y aprendizaje, pero también experiencias que ya estamos capitalizando. Creemos que 2021 va a ser mejor que este e, incluso, superior a 2019.

¿Y en materia de exportaciones?

Nosotros más allá de exportar lo que tenemos son operaciones en países con posiciones propias, con personal y plantas que trabajan para Pintuco, como lo hacemos en Ecuador, Panamá, Costa Rica, en las antillas y con oficinas comerciales en el resto de países de Centroamérica. Ha sido un proceso complejo, demandante, pues eso no pasa de la noche a la mañana. Nosotros creemos que podemos seguir exportando esas capacidades que hemos consolidado en Colombia y ponerlas a disposición de otros consumidores.

¿Se están analizando otras opciones de mercado?

Sí, actualmente se exploran oportunidades en los mercados de Chile y México.

LOS CONTRASTES

  • Sandra ForeroPresidenta de Camacol

    “Los esfuerzos por materializar sueños y brindar soluciones innovadoras hacen parte de los cimientos de una empresa que hoy hace aportes muy importantes al desarrollo del país”