La empresa del grupo chileno está tratando de devolver la asignación de uno de los bloques que le fueron adjudicados por $1,7 billones en la banda de 2.500 MHz

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

La subasta del espectro que se celebró en diciembre pasado, principal proyecto del Gobierno para impulsar la conectividad en el país, se vio afectada por un supuesto error en una de las ofertas.

LOS CONTRASTES

  • Marc EichmannExperto en Telecomunicaciones

    “Partners debe cumplir o con el pago de la póliza o con lo acordado en el espectro, sino se convertirá en un problema mayor donde el Estado tendrá que intervenir”

Quien más se vio afectada fue Movistar, ya que debido a esa oferta de Partners se retiró de la puja por uno de los bloques y terminó sin asignaciones nuevas del espectro, y más allá de las reclamaciones del operador de origen español, Tigo, y ahora Empresas Públicas de Medellín (EPM), también se han pronunciado en contra de las intenciones de los chilenos.

En una carta dirigida al Ministerio de las TIC, EPM, en calidad de accionista de Tigo, le pide a la autoridad que “se ciña a las reglas de la subasta para dar respuesta a la solicitud de Partners, ya sea obligando a Partners a cumplir con su oferta o declarando incumplimiento y ejecutando la garantía de seriedad de la oferta”. De acuerdo con EPM, una decisión contraria por parte del MinTIC “pondría en juego la institucionalidad del país y haría que los operadores y el mercado nacional e internacional perdieran la confianza en el mercado colombiano”.

Además la empresa asegura que se presentaría un precedente muy negativo en el sentido de que cualquier operador podría incumplir sus obligaciones sin ninguna consecuencia.

Al respecto, Natalia Guerra, Directora de Relaciones Institucionales, Fundación y Regulación, de Telefónica Movistar, ha dicho que “la oferta presentada por Partners para 10 MHZ del bloque 2 de la banda de 2.500 MHZ que ahora se niega a cumplir afectó la estrategia de participación de los demás operadores en la subasta, entre ellos la de Telefónica, pues al resultar ganador en la segunda secuencia Partners provocó el retiro de esa ronda de los demás participantes, con lo cual afectó la dinámica estratégica y competitiva de las secuencias subsiguientes, y por ende, los resultados mismos del proceso de subasta”.

Por el lado de Claro, Juan Carlos Archila Cabal, presidente de América Móvil Colombia, aseguró que “la solicitud de Partners al Ministerio, en el sentido de que le permita renunciar única y exclusivamente al bloque que se adjudicó, y por el que ofertó un poco mas de diez veces el valor base y que lo exonere de pagar el valor establecido por la seriedad de la oferta, no se apega a la legalidad del proceso y a las reglas establecidas que eran muy claras y conocidas por todos. Claro confía en que esta decisión se tomará con estricto apego a la ley, respetando el Estado de Derecho y blindando la subasta de cualquier cuestionamiento futuro que pueda resultar en interpretaciones de las autoridades de control que generen cualquier asomo de inestabilidad jurídica”.

EPM explica que dentro de las condiciones establecidas por la Resolución 3078 de 2019, que fue la que puso las reglas de juego, los operadores tenían que poner sobre la mesa las garantías de seriedad de la oferta que iban a hacer y que, dicha resolución “en ningún momento habilitó la devolución parcial de lo adjudicado”.

Así se repartieron los bloques del espectro en la subasta del MinTIC

Tras la subasta, Claro se quedó con 20 MHz de la banda de 700 MHz y 30 MHz en la de 2.500; Tigo logró dos bloques (40 MHz) en la banda de 700, donde no tenía participación, pero no pudo pujar en la banda de 2.500 MHz porque excedería los topes permitidos. Partners se quedó con 20 MHz de la banda de 700 MHz y con 30 MHz en la banda de 2.500 MHz (contando el bloque de 10 MHz que busca devolver); mientras que Telefónica Movistar no logró banda.