Las intervenciones y modernizaciones en la infraestructura eléctrica se están realizando en Suba, Usaquén, Kennedy, Puente Aranda y Engativá

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Atendiendo el crecimiento poblacional, la construcción de nuevos proyectos de vivienda y el aumento de la demanda de energía en Bogotá, Enel-Codensa se encuentra desarrollando un robusto plan de inversiones en las localidades de Suba, Usaquén, Kennedy, Puente Aranda y Engativá, con el objetivo de fortalecer los niveles de confiabilidad del servicio de energía y disminuir afectaciones.

La inversión de la Compañía en este plan asciende a los $40.000 millones e incluye trabajos de modernización de equipos en las subestaciones, mejoramiento de las estructuras aéreas y subterráneas, cambio de cableado eléctrico y tapas en mal estado, instalación de equipos telecontrolados y subterranización de redes. Con la participación de más de 500 trabajadores, entre técnicos, ingenieros y supervisores, la Empresa proyecta que las labores finalicen en el mes de agosto del 2020.

En estos trabajos se intervendrán un total de 67 circuitos de las cinco localidades de Bogotá y se beneficiarán a más de 1 millón de personas, entre clientes residenciales, comerciales e industriales. Gracias a la tecnología de trabajos en “línea viva”, muchos de los usuarios no percibirán suspensiones de energía mientras se realizan estas actividades, pues con esta modalidad, se permite que los operarios tengan contacto con las redes energizadas y se realicen actividades técnicas en la infraestructura eléctrica, cumpliendo con todos los estándares de seguridad, sin interrumpir el servicio.

“Este plan de refuerzo involucra a algunas de las localidades que más concentran población en Bogotá como Suba y Kennedy, las cuales sumaron cerca de 6.400 clientes nuevos al sistema eléctrico durante 2019. Desde Enel-Codensa buscamos seguir mejorando los indicadores de calidad de servicio, teniendo en cuenta el crecimiento que se ha venido registrando en el sector residencial, industrial y comercial de la ciudad”, afirmó Francisco Messen, subgerente de Operación y Mantenimiento de Enel-Codensa.

Estos trabajos hacen parte del robusto plan de inversiones, modernización y expansión de la infraestructura eléctrica, que Enel-Codensa viene realizando en toda su área de operación, para contribuir con el mejoramiento de la estabilidad, confiabilidad y seguridad del sistema de distribución de energía, así como para continuar mejorando la calidad de vida, el desarrollo, el bienestar y el progreso de Bogotá, Cundinamarca y sus habitantes.