Los sacos 'feos' de Navidad (ugly christmas sweaters en inglés) dejaron de ser un regalo que nadie quería para convertirse en un negocio multimillonario del retail.

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Los suéteres de Navidad pasaron de ser un regalo hecho a mano que nadie quería recibir a una industria multimillonaria. Y esto fue gracias a la tienda de ropa vintage Ragstock, que desde hace una década en Chicago empezó a acumular los sacos de Navidad que le llegaban en todo el año para venderlos en diciembre, y vio que se agotaban en un solo día.

Esta línea de negocio se convirtió en una de las más importantes para Ragstock a tal punto que la empresa creó en 2016 una aplicación para acceder a sus 25.000 diseños de sacos.

La industria es tan importante para retailers como Forever 21, HyM, Zara, Walmart y Nordstrom, que se creó el Día Nacional del Suéter Feo de Navidad en 2011 en EE.UU., que este año se celebrará el 21 de diciembre.