Según el presidente de la compañía, el distanciamiento social al interior de los aviones es un golpe letal a la conectividad aérea

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Varias medidas de bioseguridad se han puesto sobre la mesa para reactivar al sector aéreo. Quizá la que más se ha discutido es dejar una silla vacía entre dos pasajeros. Para Alfonso Ávila, presidente de EasyFly, si se decide hacerlo, "el impacto en las finanzas será devastador y quebrará a las aerolíneas colombianas".

Si bien Airbus, el mayor comercializador y productor de aviones del mundo dijo que no es necesario, pues el aire dentro de cabina es limpio, algunos gobierno consideran que sí sería necesario.

Según el empresarios, "ningún vuelo lograría recuperar sus costos, y para hacerlo tendría que elevar las tarifas al doble de sus valores habituales, lo que en este momento ningún sector está dispuesto a pagar".

Ávila manifestó su preocupación ante la posible exigencia del Gobierno de aplicar esta medida y, a través de un comunicado, la empresa dijo que ninguna autoridad aeronáutica en el mundo ha decido hacerla efectiva.

"Si existe un sector comprometido con la seguridad y la salud es la Aviación y puede hacerlo gracias a sus procedimientos estrictos y a la tecnología de la industria, Colombia puede aprender de las experiencias y buenas prácticas de otros países", concluyó.