La Secretaria de Movilidad informó que serán más de 52.890 taxis los que tendrán que cambiar el taxímetro por una aplicación

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

A cuatro meses de cumplirse el plazo máximo que tienen los taxis para implementar por medio de apps los taxímetros digitales, las dudas y la falta de información siguen latentes en este proyecto que fue presentado por la Secretaría Distrital de Movilidad de Bogotá.

Las empresas de transporte público y las aplicaciones ya existentes muestran su apoyo en lo que pretende ser una solución para levantar la imagen del servicio de taxis, pero expresan inconformidad en ciertos aspectos.

Easy Taxi y Tappsi son dos de las aplicaciones que plantean que la manera más fácil de implementar este proyecto es hacer uso de las apps ya existentes y que tienen ya todo un método implementado que han permitido que ganen terreno día a día en el país desde hace cinco años.

LOS CONTRASTES

  • Juan Felipe MorenoDirector Easy Taxi

    “Nosotros planteamos que el MinTIC certifique el cálculo de taxímetro que Easy Taxi ya tiene en su aplicación y que da un costo real de un viaje en Bogotá”.

Según el decreto, que aún no ha sido aprobado, todas las aplicaciones estarán reguladas por el Ministerio de Transporte y como afirmó Jaime Valero, representante de Tax Express, las empresas tendrán que desarrollar su propia aplicación y serán los conductores los que deberán adquirir los dispositivos electrónicos para que los usuarios que no tengan un smartphone también puedan beneficiarse.

Claudia Tello, vocera de Tappsi, afirma que esta aplicación colombiana creada en 2012 es “pionera en digitalización y pusimos al servicio de todo el transporte individual la tecnología, por lo que tenemos todos los datos y requerimientos tecnológicos necesarios para poner en funcionamiento los taxímetros digitales”.

Pero ¿qué hace falta para que este decreto sea un proyecto exitoso? Según los representantes de las aplicaciones una de las principales fallas está en las definiciones usadas, pues se toma como base el decreto de taxis de lujo que para ellos debe ser un proyecto independiente.

Para Tello es importante que entidades como Apps.co y MinTIC hagan un trabajo conjunto para que existan una reglamentación adecuada, que se entienda todo el proceso de la carrera y las acciones que se tomarán para motivar a los conductores.

Esta afirmación es apoyada por Moreno quien afirma que otra de las inconsistencias es que un software deba habilitarse ante el Ministerio de Transporte si el MinTIC es el encargado de regular las compañías de software, tecnología e información.

Por eso enfatizan su apoyo para llevar a cabo este proyecto con el acompañamiento de los organismos adecuados.

Las condiciones que se plantean dentro del decreto

Como se conoció en el borrador del decreto en el que se estipula el uso de plataformas tecnológicas como taxímetros, la Alcaldía de Bogotá y la Secretaría de Movilidad manifestaron que aquellos pasajeros que no tengan un teléfono inteligente podrán ver, por medio de un dispositivo ubicado en el taxi la tarifa que deberá pagar por el respectivo recorrido. Igualmente aquellos conductores que en diciembre ya no cuenten con alguna de estas plataformas no podrán trabajar ya que las nuevas tarifas entrarán a regir con las respectivas aplicaciones.