Ingenieros biomédicos de la Universidad Autónoma de Occidente y profesionales de la salud de la Universidad del Valle, los responsables

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

Ingenieros biomédicos de la Universidad Autónoma de Occidente y profesionales de la salud de la Universidad del Valle desarrollaron una propuesta que busca monitorear y controlar la fatiga del personal de primera línea que atiende a pacientes con Covid-19.

Se trata de tecnología portable que controla variables psicofisiológicas, las cuales se pueden ver afectadas en situaciones de estrés o alta carga emocional y poner en riesgo la salud del personal de salud y enfermería.

“En la situación laboral actual, ellos están expuestos a niveles elevados de estrés y riesgo de contagio y muerte, por esta razón, es prioritario tratar de mantenerlos en las mejores condiciones de salud posibles” indicó Wilfredo Agredo, médico y docente de la facultad de Ingeniería de la UAO.

El proyecto titulado ‘Monitoreo y control de fatiga en personal de salud de primera línea atendiendo pacientes con covid-19’, busca, a través de tecnología portable, en este caso una banda en la muñeca, similar a relojes deportivos como mHealth o Wearables, controlar variables psicofisiológicas durante las 24 horas de los siete días de la semana, que alerten cuando un médico presente cambios que puedan poner en riesgo su salud y de esta manera poder intervenir oportunamente.

“En Colombia a pesar de los esfuerzos del Gobierno y las entidades por prepararse frente al Covid-19 seguramente tendremos muchos casos de personal médico expuesto a sobrecarga de trabajo en las clínicas u hospitales y que de esta forma estarán más vulnerable al contagio del virus y habrán situaciones que podrán comprometer incluso su salud mental”, comenta Alexander García Dávalos, director de Investigaciones y Desarrollo Tecnológico de la UAO.

¿Cómo funciona el sistema?

Una vez que el profesional de la salud utilice la banda en la muñeca (mHealth, Wearables), esta registrará las variables de movimiento, frecuencia cardíaca, sueño y pulsioximetría, información que se almacena inmediatamente en la nube, gracias a un app instalada previamente en el celular.

Con estos datos se hace un monitoreo remoto, en donde se generan alertas cuando se presentan cambios que puedan generar un riesgo para la salud del usuario. En caso de generarse una alerta, se direcciona con personal especializado, para que le brinden atención oportuna.

¿A quién va dirigido el proyecto?

Inicialmente el proyecto impactará al personal del Hospital Universitario del Valle, pero se espera más adelante, con el apoyo de otras entidades y redes de profesionales, aplicarlo en diferentes entidades prestadoras de salud de la ciudad. En este momento, la iniciativa es ejecutada por la Universidad Autónoma de Occidente y cuenta con el apoyo del Hospital Universitario del Valle (HUV), la Universidad del Valle, la Escuela Nacional del Deporte y Reddi Colombia (Interventoría).

“Las universidades podemos ejecutar los proyectos, pero nuestros recursos deben ser complementados con los aportes económicos de otras entidades o actores interesados. En este sentido, las plataformas de crowdfunding como Vaki son muy útiles y por ello con el apoyo de Reddi se ha lanzado una campaña de donación”, explica Alexander García.

¿Qué se necesita para ejecutar el proyecto?

Para la ejecución de este tipo de proyectos se requieren recursos económicos para adquirir dispositivos de medición y recolección de datos del personal médico y licencias de software especializado para procesar los datos, para ello se ha dispuesto de la plataforma Vaki, en donde los usuarios pueden ingresar y apoyar económicamente esta iniciativa.