Tras su arribo a Estados Unidos, la firma liderada por Nicolás Durán alista su expansión a México, Colombia y Perú

Diario Financiero - Santiago

Un simple diagnóstico fue lo que impulsó la idea detrás de la startup chilena Cotalker. En 2016, y después de varios negocios frustrados, Nicolás Durán se dio cuenta de que la comunicación empresarial estaba cambiando radicalmente. Según su análisis, la mayoría de los trabajadores usaba aplicaciones como WhatsApp para comunicarse con fines laborales, lo que a su juicio generaba una enorme pérdida de eficiencia en los múltiples procesos productivos.

Fue así como hace tres años, Durán junto a sus socios Edward Alvarado y Hans Buckel, desarrollaron un programa del tipo Software as a Service (SaaS) que funciona como un chat institucional con un algoritmo que logra incrementar la eficiencia y "la inteligencia" de cualquier compañía. Con el aporte de inversionistas como Mauricio Rojas (socio de Bethia) y Álvaro Jalaff (CEO del Grupo Patio), lograron crear una plataforma que ya está en decenas de empresas a nivel regional. La llamaron Cotalker y es compatible con computadores, tabletas y teléfonos.

Pero según Durán, el chat es una pequeña fracción de todas las cualidades de un programa que permite monitorear el trabajo, asignar tareas, almacenar conocimiento, consultar datos, visualizar operaciones y optimizar flujos de trabajo. "Cuando empezamos a investigar este tema, nos dimos cuenta que los trabajadores no solo se comunicaban, sino que también traspasaban información de venta, de incidentes y de reportes. Nos dijimos: 'Toda esa data se está perdiendo en ese mar de chat, ¡cómo puede ser!'", cuenta a Diario Financiero Nicolás Durán, CEO y fundador de Cotalker.

2020: México, Lima y Bogotá
Su primer cliente fue la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU) y hoy tienen alianzas con BCI, Metso, Copec, Consorcio, Banco de Chile y Pernod Ricard, entre otras empresas. Y como muchas de estas firmas tienen presencia en otras partes de Latinoamérica, su expansión en la región se ha dado de forma orgánica. Aparte de Santiago, Cotalker tiene oficinas en Miami y proyectan abrir en México, Lima y Bogotá durante el primer semestre de 2020. "Nuestro foco está en América Latina pero desde Estados Unidos. Somos una compañía que mira nuestra región desde Miami", dice Durán.

Cuando el empresario comenzó con Cotalker, se enfocó en desarrollar una herramienta funcional para cualquier tipo de empresa e industria. "Somos agnósticos al mercado. Nuestra compañía está en todos los rubros, porque puede aplicar digitalización a cualquier proceso", enfatiza.

Su mayor objetivo es que sus clientes logren almacenar conocimiento en base a las conversaciones y procesos que se ejecutan en la plataforma. "La información es un activo de la compañía, pero las empresas no ocupan esta información. Ni para gestión, ni para los clientes, ni para nada. La tienen ahí mismo", sostiene –sorprendido- el ejecutivo.

Respecto de la seguridad, Durán es enfático en mencionar que, a diferencia de otras aplicaciones de mensajería instantánea que tienen mensajes encriptados, Cotalker es una plataforma de comunicación corporativa. Los administradores tienen acceso a lo que ahí se habla.

"A diferencia de otros chats, como WhatsApp, la compañía tiene el control de los mensajes o de los flujos de operaciones. Cuando los trabajadores entran al sistema ellos firman un contrato de términos y condiciones. En ese documento se le da conciencia al usuario de que esta es una aplicación corporativa. Si bien los gerentes o administradores no estarán pendientes de los chats, sí podrán tener acceso a ellos", agrega Durán.

Durante sus primeros tres años (2016-2018), Cotalker se enfocó en aumentar su lista de clientes y validar su modelo de negocios. En tanto, al año siguiente se concentró en potenciar su propuesta de valor a través de la Inteligencia Artificial.

Para 2020 el sello será otro. A partir del 31 de enero, día en que oficialmente terminará su proceso de aumento de capital por US$ 1 millón, Cotalker se alistará para comenzar su plan de expansión internacional. Nicolás Durán se trasladará a Norteamérica en marzo para potenciar la presencia en Estados Unidos y México. Luego, si los proyectos se desarrollan de manera exitosa, proyectan entrar en Centroamérica y aumentar su actividad en el resto del continente.

Según las estimaciones del CEO, en los próximos años buscarán duplicar su crecimiento y su cartera de clientes.