Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co

¿Hay mucha competencia en la  construcción de lujo?
Sí hay competencia, pero me cuestiono que en muchos proyectos se habla de lujo y cuando se miran las especificaciones realmente son estándar. 

¿Cómo afecta el alza del dólar a este segmento de lujo?  
No nos ha afectado  por ahora, pero se habla de que el alza del dólar puede impactar cerca de 8% el presupuesto de este tipo de proyectos.

¿Por qué apostar por tres proyectos al mismo tiempo?
Lo hemos concebido como una trilogía por el común denominador de la renovación urbanística  en el Cerro de Murujuy, aspecto en el que se invertirá mucho dinero. Los proyectos están separados por 100 metros aproximadamente, pero interactúan entre sí.

¿En qué se diferencian?
Los tres edificios son estrato seis. Infinity es el proyecto más lujoso, tiene vista al mar y aspectos de domótica y cuenta con 23  apartamentos grandes que van hasta $3.900 millones. Ambar Roca está ubicado sobre una avenida y está concebido para 140 apartamentos que van desde 39 metros cuadrados  hasta 112 y su valor empieza desde $180 millones. Y Prestige estamos pendientes de lanzarlo.

¿De cuánto es la inversión ?
Son $100.000 millones. En Infinity ya compraron nueve apartamentos y en Roca hay un listado de 50 clientes interesados.

¿Qué viene ahora?
Este año lanzaremos 54 Park e iniciaremos la construcción en dos años. Este proyecto es en el que incursionaremos en el estrato cuatro y estamos muy emocionados porque queremos llegar con muy buenos precios y con zonas comunes que nunca se hayan hecho en la ciudad.

¿Qué características tiene?
Se desarrollará en varias etapas. En su primera etapa contará con 210 apartamentos y un uso mixto comercial. En las siguientes etapas haremos hotel, oficinas y más comercio.

¿Cómo les fue en ventas el año pasado?
Muy bien. Nuestro proyecto principal del año pasado fue Ambar Oceanic y se vendió 100%. Fueron 140 apartamentos y las ventas superaron los $77.000 millones.