martes, 5 de diciembre de 2017

Se realizarán 3.700 unidades de vivienda antes de 2021

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La actividad edificadora en el occidente de Bogotá sigue tomando fuerza ahora que la Constructora Colpatria, junto a la Inmobiliaria Vendôme, anunció la segunda etapa del plan parcial La Felicidad.

El proyecto, que estará ubicado en la avenida Centenario, desde la Boyacá hasta la avenida Agoberto Mejía, no solo le apuesta a ser una de las zonas residenciales con mayor valorización, sino, también, dejará un saldo de 3.700 viviendas nuevas para antes de 2021.

Amparo Polanía, presidenta de la Constructora Colpatria, y Olaf de Greiff, gerente de Vendôme, hablaron con LR sobre la inversión, el proyecto y su plan de desarrollo.

La primera etapa en La Felicidad fue un éxito, ¿qué viene para este segundo ciclo?

Quiero contarle que inicialmente el plan establecía que se podrían desarrollar tres unidades de gestión, hasta que se crearan una serie de vías para evacuar la ciudadela. Por eso, con Vendôme le apostamos a que más allá de construir las viviendas también desarrollaremos un conjunto de obras de malla vial arterial que será un puente entre Hayuelos y La Felicidad, la ampliación de la carrera 13 y la continuidad de la ciclorruta. En total de construirán alrededor de 12 manzanas: siete proyectos VIS, una VIP, y cuatro de estrato 4. En total serán 3.700 unidades de vivienda.

¿Cuándo estará listo todo el proyecto?

La segunda etapa estará lista en 2021. Claramente, eso depende de la demanda y la situación. Por otro lado, en unos ocho años veremos las otras etapas construidas para completar el proyecto.

¿De cuánto será la inversión para construir estas 3.700 viviendas?

La inversión que se hará para esta segunda etapa entre malla vial arterial y local suman alrededor de $100.000 millones de solo VIS. Sin embargo, en ventas proyectadas esperamos cerrar con $765.000 millones.

¿De cuánto, más o menos, será el valor de las unidades?

Habrá desde $350 millones, dependiendo el tamaño de la vivienda. Puedo contarle que trabaremos alrededor de 25 tipologías de apartamentos, por lo que puedo decir que en La Felicidad hay unidades para todo tipo de cliente.

¿Por qué apostarle a la zona occidental de Bogotá?

Porque vemos que es una de las zonas con mayor valorización en la capital. La Felicidad está en el centro geográfico de Bogotá y es una ciudadela integral. No solamente hay vivienda estrato 4, sino también VIS. Por ejemplo, está muy cerca al aeropuerto, al terminal de transporte y a los centros de salud, esto permite que sea una zona en Bogotá muy interesante para invertir.

En términos económicos este no fue un buen año para la gente ni para la venta de viviendas, ¿cómo sintió Colpatria el IVA de 19%?

Registramos que el crecimiento, en general, no ha sido el mismo que en los años anteriores. Sin embargo, cada vez se siguen sacando proyectos que responden a las necesidades de los compradores. En general sí se dio una disminución en ventas, pero creemos que el gobierno viene ajustando medidas para que las ventas mejoren.

Es decir que, ¿para cuándo se podrán ver materializado la baja de tasas del Emisor?

Ya viene dando algunos resultados. Ahora, 2018 es un año complicado porque es un año electoral, sin embargo, vemos que la repuesta que hemos tenido para nuestro proyecto es muy interesante. Finalmente, el país sigue creciendo y la necesidad de vivienda constante.

Para finalizar, ¿en qué otros proyectos están trabajando?

Estamos trabajando también Medellín, Cali, Barranquilla, Ibagué y Cartagena. Allí tenemos una oferta tanto de VIS como de estrato medio. Queremos seguir creciendo en el segmento de vivienda.