La filial estadounidense de la cementera, Argos USA LLC, aceptó lo hechos y deberá pagar una multa de US$20 millones

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

El pasado 4 de enero de 2021, Argos USA LLC, filial del Cementos Argos con operaciones en Estados Unidos, admitió haber conspirado para fijar precios amañar licitaciones y asignar mercados para la venta de hormigón premezclado, y ha acordado pagar US$20 millones como parte de un trato, los hechos ya son investigados por el Deferred Prosecution Agreement (DPA) y el Departamento de Justicia (DOJ)

"La fijación de precios, la asignación de mercados y la manipulación de licitaciones no sólo no son éticas, sino que son ilegales", dijo el fiscal general adjunto Makan Delrahim en el comunicado de prensa donde informaban sobre la investigación.

Por su parte, la empresa con sede en Georgia respondió que Argos "no participó ni aprobó la conducta, que se llevó a cabo en contravención de las políticas de la empresa", la compañía acusó a un grupo de empleados de una oficina de ventas.

Cementos Argos publicó un comunicado de prensa en respuesta a los hechos. "Cementos Argos manifiesta públicamente que rechaza con determinación la conducta desplegada por dos exempleados de Argos USA implicados en los temas que están siendo resueltos por el DPA".

La empresa también manifestó que a raíz de los hecho fortaleció sus programas de ética y cumplimiento dirigidos a sus más de 9.000 colaboradores para evitar que hechos como este vuelvan a suceder. Además ratificó que Argos USA LLC esta cooperando activamente con el DPA para aclarar los hechos.

"Entrar al DPA representa el cierre de las contingencias relacionadas con las prácticas de competencia de los exempleados de Argos USA, quienes fueron heredados en la adquisición de unos activos de concreto en Pooler, Georgia, como parte de un paquete grande de activos comprados por Argos USA a otra empresa en el año 2011. Estos activos luego fueron vendidos y ya no pertenecen a Argos USA", manifestó la empresa.

La filial estadounidense de la cementera aceptó lo hechos y deberá pagar una multa de US$20 millones, además de cumplir con los programas de ética y cumplimiento.

Lea el comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos aquí

Lea la respuesta de Cementos Argos en los documentos adjuntos