Recientemente Motorysa y BYD se asociaron para la comercialización de sus vehículos eléctricos particulares; el segmento más fuerte de la marca son los buses

José González - jgonzalez@larepublica.com.co

El pasado primero de junio, Bogotá recibió la noticia sobre la exención del pico y placa para los vehículos híbridos. Además de eso, los vehículos completamente eléctricos gozan de una tarifa de IVA de 5% y cero arancel. Iniciativas como estas han hecho que la venta de los vehículos de energías limpias aumenten en la pandemia.

Sin embargo, Juan Luis Mesa, gerente BYD motor Colombia aseguró que es necesario dar más incentivos para aumentar la venta de vehículos de este tipo de segmentos. Además, contó que la empresa apostará fuerte por el transporte público.

LOS CONTRASTES

  • Oliverio GarcíaPresidente de Andemos

    “La electromovilidad no tiene marcha atrás y si bien la pandemia presenta riesgos en el corto plazo, debería dejar un saldo neto a favor de la movilidad eléctrica”.

¿Por qué le cedieron la distribución a esta compañía?
Nosotros somos una marca de talla mundial, BYD es un fabricante de automóviles que pretende tener una presencia importante en todos los países donde llega y hay que entender que hay empresas dedicadas a distribuir marcas. Este es la caso de Motorysa, que tiene diferentes marcas en su portafolio y que implementa estrategias comerciales agresivas, lo que nos ayudará a llegar con nuestros vehículos particulares a más colombianos.

¿Con cuántas unidades vendidas de buses esperan terminar el año?
A la fecha ya hemos logrado la venta de 101 vehículos. Para nosotros este es un gran avance, sin embargo, se acerca la licitación de Bogotá, en donde se adjudicarán cerca de 2.000 buses, de los cuales 1.300 son de tecnología abierta en donde puede participar el eléctrico contra diesel y gas y aproximadamente 900 buses serán eléctricos. Con nuestra experiencia esperamos tener una participación importante en estos procesos licitatorios y así aumentaremos nuestras ventas.

¿Por qué cree que la venta de vehículos de energías limpias ha aumentado durante la pandemia?
El público colombiano está reconociendo las bondades de la movilidad eléctrica. Si bien es un vehículo más costoso en su compra inicial, es un carro que a largo plazo va a tener menores costos que uno tradicional. Además, el factor pico y placa en Colombia ha generado un aliciente importante porque los vehículos híbridos y los vehículos eléctricos en varias ciudades del país no tienen pico y placa y esto genera una motivación adicional.

¿Qué otros incentivos considera que debe dar el Gobierno para promover la venta de vehículos eléctricos?
Creo que el Gobierno ha hecho grandes esfuerzos para contribuir a la compra de vehículos de energías limpias. No obstante, la tarea más importante es hacer un seguimiento cercano de las normas que ya se han expedido. Así mismo, creo que se debería dar un incentivo adicional al sector de los taxis para que todos los vehículos pasen a ser totalmente eléctricos.

¿Qué están haciendo para posicionar la marca en el país?
Nuestra principal estrategia es vincularnos como una marca comercial, que tenga presencia en todo el país y en todos los concesionarios y a esto nos ayudará Motorysa quienes se encargarán de este tema.