El director de la coalición sector privado para la adquisición de futuras vacunas contra el covid-19 dijo que el Costo diario de la pandemia en el país sería de US$150 millones

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Los gobiernos de todo el mundo están concentrados en desarrollar y adquirir la vacuna contra el covid-19, o hacer alianzas con los países o laboratorios que la están trabajando. En el caso de Colombia se creó una Coalición del sector privado para la adquisición de futuras vacunas contra el covid-19, liderada por Gabriel Jaramillo, quien dijo que “la meta es vacunar a 30 millones de personas contra el covid-19”.

En su intervención durante el 5° Congreso Empresarial Colombiano y la Asamblea Nacional número 76 de la Andi, Jaramillo develó también el orden de la aplicación de la vacuna: primero a las personas que trabajan en sectores clave, seguidas por la población de alta complejidad, los de más de 60 años y luego una parte de la población económicamente activa. En el momento en que estas personas ya estén vacunadas, esperan tener a un nivel de inmunidad de rebaño.

LOS CONTRASTES

  • José Luis Méndez Presidente ejecutivo de Asinfar

    “Debemos participar en las fases finales de la producción de la vacuna, el envase, etiquetado, llenado o distribución, así podremos negociar para que las traigan a granel”.

Del total que esperan conseguir, 10 millones de dosis vendrían de un programa multilareral, en el que los países se unen para hacer pedidos de vacunas y las 20 millones restantes serían compradas en el mercado. Según los cálculos del Gobierno, invertirían US$400 millones, cifra que se duplicaría en caso de que se necesitaran una doble dosis. Aún así, Jaramillo fue claro en que este es un plan y una cifra dinámica, y que “las investigaciones irán mostrando resultados e iremos viendo cuántas necesitamos”.

Muestra de esa incertidumbre es que en el mercado hay 200 proyectos de vacuna, siete en fase 3, con cinco plataformas diferentes, y con precios que van desde US$2,30, hasta US$37, por dosis. Además, Jaramillo explicó que se están negociando 24.000 millones de vacunas en todo el mundo, que en la última semana ese número subió en 2.000 millones, cuando el planeta solo tiene 7.800 millones de personas.

Esta inversión que realizará el país para la adquisición de la vacuna es “la más rentable posible” en palabras de Jaramillo. El director de la coalición afirmó que el costo diario de la pandemia en Colombia estaría entre US$90 millones y US$150 millones, “por lo tanto, cualquier inversión que hagamos podemos ver el retorno”.

En su intervención, Jaramillo destacó que Colombia haga parte de las investigaciones de la fase 3 de una de las vacunas, al tiempo que lamentó que Colombia no pueda hacer más en el proceso d manufactura de la vacuna, mientras países como Brasil, Argentina y México podrán hacer parte de la cadena de producción.

El gobierno de la coalición

Jaramillo explicó que están llevando a cabo la creación de una fundación sin ánimo de lucro para trabajar la adquisición de la vacuna. Esta fundación, a a su vez, va a abrir un fideicomiso en el cual las empresas van a poder aportar y todo eso va a estar envuelto de un convenio marco con el Ministerio de Salud.

El gobierno de ese fideicomiso va a tener tres empresarios en su comité ejecutivo, un comité fiduciario, un miembro experto en salud pública, un miembro del MinSalud e invitados permanentes del BID. Las decisiones se harán por unanimidad, lo que quiere decir que “no haremos nada sin el aval del MinSalud”, explicó.

Además de eso, destacó que la Fundación Santo Domingo les está prestando ayuda en las tareas administrativas a los diferentes comités empresariales y que, por ejemplo, los impactos económicos de la pandemia están siendo trabajados con un grupo liderado por el economista Michael Kremer, premio Nobel del año pasado.

El BID apoyará a la coalición técnicamente para crear una estructura

Jaramillo también explicó que se están asesorando con diversas entidades como el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, que les brindará asistencia técnica para crear esta estructura, lo que podría ayudar a abrir más puertas.

Además, reveló que el organismo está ayudando en tareas como evaluación de riesgos, comunicación al público y resaltó que “el objetivo a largo plazo es comenzar a pensar cómo en Colombia se puede hacer una institución de producción de vacunas y sueros”.