La estructura cayó en tres segundos luego de situarse explosivos en seis de los ocho pisos de la edificación.

Andrés Octavio Cardona - acardona@larepublica.com.co

El edificio Mónaco, estructura emblemática del extinto capo Pablo Escobar en Medellín ubicada en el sector de El Poblado, fue implosionado controladamente este viernes a las 11 de la mañana con explosivos por parte la Alcaldía de Medellín para construir un parque dedicado a las víctimas del narcotraficante.

El derribamiento se completó al desplegar un completo operativo de evacuación preventiva para proteger la seguridad de las personas en inmediaciones de la edificación, así como los animales del sector. Se colocaron explosivos en seis de los ocho pisos de la edificación en una operación que representó un costo de $2.600 millones.

Importantes vías aledañas como las avenidas Las Vegas y El Poblado se encuentran cerradas desde tempranas horas de la mañana. La demolición fue operada por la empresa Atila, encargada de realizar otras implosiones en la ciudad como la de los edificios Space y Bernavento y se efectuó en solo tres segundos.

Allí se construirá un espacio conmemorativo de 5.000 metros cuadrados en honor a las más de 46.000 víctimas que perdieron la vida durante la época del narcoterrorismo, que vivió sus momentos más cruentos entre 1980 y 1990. El edificio Mónaco afrontó la explosión de 80 kilos de dinámita, acción atribuida al Cartel de Cali. En su momento fue avaluada en $5.000 millones.

“Los victimarios han sido protagonistas del relato por mucho tiempo y eso afecta los referentes de nuestros niños y jóvenes. Por eso consideramos que ha llegado el tiempo de que los héroes y las víctimas de la guerra que el narcotráfico declaró contra todo un país, tengan voz y rostro. Allí donde nos marca una cicatriz dejaremos huella”, destacó la Alcaldía de Medellín.