La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Luego de un primer día crítico para el programa ‘Basuras Cero’, otro golpe recibió el Distrito: las negociaciones con los privados no resultaron satisfactoriamente.

Ni Lime ni Aseo Capital continuarán prestando el servicio de recolección en cuatro zonas de la capital del país (que incluyen localidades como Suba, Usaquén, Usme, San Cristóbal, Rafael Uribe, Antonio Nariño y Ciudad Bolívar, entre otros).

Carlos Germán Arroyabe, gerente de Atesa Bogotá, destacó que por ahora no se ha avanzado en ninguna negociación con el Distrito, sobre si continuará o no prestando el servicio luego del 22 de diciembre, que es cuando termina su contrato. “Por ahora seguiremos prestando el servicio hasta el 22 de diciembre hasta las 12 de la noche y estamos a la espera de qué decida el Distrito”, afirmó.

Esto querría decir que la empresa Aguas de Bogotá tiene que asumir la recolección en 5 de las 6 zonas que tiene establecidas el Distrito y que antiguamente eran operadas por privados. La única empresa con la que cuenta hasta ahora es con Ciudad Limpia que ayer continuó prestando sus servicios bajo el modelo de transición propuesto con el alcalde Gustavo Petro.

Alberto Lozada, socio de la empresa Ciudad Limpia, destacó que la compañía seguirá operando hasta que se adjudique la nueva licitación de aseo y las empresas puedan asumir la limpieza de su zona. “Este contrato contempla tres etapas, el proceso de acuerdo sobre las áreas de servicio exclusivo con la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA), la adjudicación de la licitación de aseo y terminará una vez la empresa que gane pueda asumir la recolección (que eso demora, usualmente, entre 3 y 5 meses); es decir, el contrato no tiene un término fijo, sino depende del proceso”. Así mismo destacó que el acuerdo fue firmado con la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) y que aquel se pactó por una cifra cercana a los $4.000 millones al mes.

Ivonne Aristizábal, vocera de operadores, aseguró que el modelo de recolección con volquetas es ineficiente. Ayer se conoció que mientras los privados hacían 5 recorridos, solo uno completaba el Distrito.

Además, también resulta ser ilegal pues para poblaciones con más de 8.000 habitantes (decreto 1713) se debe realizar con compactadoras, Bogotá cuenta con más de 7 millones. El contralor de Bogotá, Diego Ardila, aseguró que es preocupante la situación que se vive en la ciudad sobre la recolección, barrido y limpieza en la ciudad, teniendo en cuenta que la entidad ha advertido sobre esta situación en 7 oportunidades desde mayo del año pasado.

Sobre todo, porque “la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (Eaab) está dedicada al tema de las basuras dejando de lado la calidad del agua, la descontaminación del río y el alcantarillado”. Así mismo destacó que estarían en riesgo $80.000 millones que se invirtieron en la compra de equipos de aseo, pues eventualmente se va a concesionar el servicio.

Andi pide intervención de Superservicios
La Asociación Nacional de Empresarios (Andi) seccional Bogotá-Región solicitó a la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios que instaure un sistema de medición de eficiencia del nuevo modelo de basuras para evitar una catástrofe sanitaria. “Hay un número alarmante de denuncias tanto de ciudadanos como de medios de comunicación de acumulación de basuras en diferentes puntos de la ciudad. Instamos a que la Superintendencia actué de manera preventiva y tome control de la situación”, dijo Camilo Llinás, gerente de la entidad.

La opinión

Camilo Llinás Velasquez
Gerente de la ANDI Bogotá-Región

“Un nuevo esquema de basuras sin tener un tablero de control es una improvisación y somete a los ciudadanos al vaivén de cifras sin contexto”.