miércoles, 19 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

Pues bien, de acuerdo con la información suministrada a LR por Analfe, al menos el proyecto de reforma no afectaría a los fondos de empleados donde los trabajadores asociados ya pagan sus respectivos impuestos por ley y, por tanto, se trataría de una doble tributación. 

“Hasta el momento los fondos mantienen las normas vigentes y no tendrán que adelantar los trámites de inscripción previa ante la Dian. En conversación sostenida la semana pasada entre Miller García Perdomo, presidente ejecutivo de Analfe, y Andrés Escobar, viceministro de Hacienda y Crédito Público, se informó que los fondos de empleados continúan en el régimen no contributivo; es decir, continúan como están”, manifestó la entidad con más de 2.000 fondos de empleados a nivel nacional y más de 35 años de vida a través de un comunicado. 

Y es que de acuerdo con la comisión de expertos, el régimen tributario especial actual de las entidades sin ánimo de lucro (Esal) es muy laxo. 

“Si a eso se suma la falta de control de la administración tributaria, es probable que se abuse de los beneficios concedidos que se obtienen tan solo con constituirse bajo la forma de entidad sin ánimo de lucro con el objeto social que indica la ley”, sostuvo el informe.