• Agregue a sus temas de interés

Jhon Guzmán Pinilla - jguzman@larepublica.com.co

Y es que ayer la capital del país presenció diferente bloqueos por parte de los taxistas en zonas como la calle 63 con carrera 60; la Avenida Caracas con calle 76; la Primero de Mayo con carrera 30; toda la zona centro; la calle 26 entre el aeropuerto ElDorado y la avenida Ciudad de Cali, así como la zona norte de Bogotá a la altura de la Autopista Norte con calle 92 y 100.

En cada una de estas zonas el temor es que se repita la situación durante estos días, y que se agrave por la programación del paro nacional el siguiente jueves 17 de marzo.

En este sentido, Guillermo Botero, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), dijo que “un día como estos es de total pérdidas, porque normalmente las personas salen a comprar por el impulso y con circunstancias como estas se niegan a hacerlo”.

Con esta idea coincide Juan Esteban Orrego, presidente de Fenalco Bogotá quien fue crítico de la situación. “En algunas zonas de la ciudad los comerciantes que tenían sus establecimientos tuvieron que cerrar sus puertas y por esta razón las pérdidas pueden ser totales en un día. Además, es vergonzoso que los mismos taxistas de la ciudad perjudicaran a sus compañeros de trabajo, bajando las personas que iban como pasajeros”.

Mike Shoemaker, gerente de Uber en Colombia afirmó que “el transporte público de pasajeros tradicional lleva décadas en crisis. Sorprende el interés de perpetuar un sistema irregular de cupos de taxi que no paga impuestos, esclaviza a los conductores de taxi y somete a los usuarios a un servicio deficiente e inseguro”.

LR trató de establecer cuánto podría afectar económicamente al comercio, pero tanto Botero como Orrego dijeron que era “imposible” establecer una cifra, ya que existían diferentes variables que podían incidir en los costos.

Otra opinión tiene Ricardo Bonilla, exsecretario de Hacienda de Bogotá y experto en temas de comercio. “Depende de la manifestación si se afectan o no a los comerciantes, porque si es una marcha pacífica, estos pueden ver oportunidades de negocio. Pero, si se presenta violencia lo más seguro es que cierren los locales comerciales”.

Es importante recordar, que el paro del 17 de marzo tiene como objetivo hacer un llamado al Gobierno por medio de un pliego de peticiones de 15 puntos, en donde los principales son las privatizaciones, la reforma tributaria y la protección a la producción nacional. Luis Alberto Vanegas, representante de la mesa directiva de la CUT, argumentó que la protesta va a ser “una acción masiva y organizada, por eso reclamamos las garantías del Gobierno para el respeto a la protesta social como lo manda la Constitución”.

Este jueves los cierres serán en el Parque Nacional, la calle 26 con carrera 30, la Caracas con Primera de Mayo, el Sena de la 30 y en la Autopista Sur.

Las opiniones

Luis Alberto Vanegas
Representante de la Mesa Directiva de la CUT
“El paro del 17 va a ser una acción masiva y organizada, por eso reclamamos las garantías al Gobierno para el respeto a la protesta social como lo manda la Constitución”.

Guillermo Botero
Presidente de Fenalco
“El comercio callejero y los centros comerciales se verían afectados, porque se presenta una obstrucción a la movilidad y la gente no sale. Es un día perdido”.