miércoles, 12 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

El presidente Juan Manuel Santos y su equipo de Gobierno están enfilando baterías para allanar el camino del proyecto de ley, que tiene esta semana su prueba de fuego en las plenarias del Congreso. El mandatario ha sostenido reuniones con liberales, conservadores y esta noche se prevé una alocución presidencia l.

Todavía se se oyen voces parlamentarias que piden aplazar el trámite del proyecto de ley para marzo del próximo año, aunque también hay otras que insisten en que la reforma es regresiva y hay que archivarla, pues consideran que aumentará los impuestos, con lo que faltará a la promesa de campaña del presidente Juan Manuel Santos. 

En sus últimos mensajes a través de Twitter el mandatario ha salido a explicar los beneficios del proyecto: "Con #ReformaTributaria madres comunitarias tendrán BECA de salario mínimo legal desde 2013. Recursos serán girados del CREE al ICBF", dice un trino. 
 
También se espera que esta noche dé una alocución presidencial, según informó el representante a la Cámara, Alfredo Bocanegra, luego de la reunión que sostuvo el partido Conservador con el Presidente en la Casa de Nariño. 
 
“El presidente Juan Manuel Santos ha manifestado que esta noche, en su intervención, va a hacer claridad sobre algunos puntos (…) Es bueno que el país sepa que la participación del Congreso ha sido muy decente y que jamás ha sido con tendencia a favorecerse a sí mismo, ni como cuerpo ni como individualidad”, dijo el congresista. 
 
Aún no se ha informado la hora en la que el presidente Santos realizará su alocución. El pasado 23 de octubre el Jefe de Estado, por ese mismo medio se había referido a las bondades que para el Gobierno traerá la reforma tributaria de ser aprobada por el Congreso de la República. 
 
Aún no está asegurada su aprobación
 
En medio de incertidumbres, el texto tendrá su votación con 192 artículos, es decir, 21 más de los que fueron aprobados en el primer debate de las comisiones económicas conjuntas. Asimismo, hay 113 proposiciones parlamentarias que fueron derrotadas en la primera discusión, pero que podrían revivir en la que se inicia en la tarde de este miércoles. 
 
Después de que el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, tuvo en la noche del martes una prueba ácida para la reforma durante el segundo debate en la Cámara de Representantes, a pocas de horas de comenzar la discusión en el Senado, el presidente Juan Manuel Santos se reúne desde la mañana de hoy con las bancadas de la llamada Unidad Nacional.
 
Se ha visto, hasta el momento, con las bancadas de los partidos Liberal y Cambio Radical. Ambas colectividades le han manifestado preocupaciones por puntos de la reforma, pero también le han expresado que si se llegan a resolver dichas inquietudes, respaldarán el proyecto cuando sea votado. 
 
Cambios solicitados
 
En ese sentido el presidente del Partido Liberal, Simón Gaviria, dijo que su colectividad apoyará la reforma si se tiene en cuenta una proposición que le hicieron al jefe de Estado, con respecto al nuevo Impuesto Mínimo Alternativo (IMÁN). 
 
Luego de la reunión en la Casa de Nariño explicó: “Logramos como colectividad importantes victorias, una de ellas es el desmonte de esa nueva tabla de IMÁN, que a nuestro sentir impactaba la clase media. Después de esta reunión podemos afirmar que no se les va a aumentar los impuestos a los colombianos que ganan entre 3,3 y 6 millones de pesos y que los colombianos que ganan menos de 3,3 no van a tener que pagar impuesto a la renta”. 
 
Esto último, pues según había dicho la reforma trae un “golpe a la clase media”, al argumentar que los que ganan entre 3,36 millones y 6 millones se les incrementaría el impuesto de renta en 45 por ciento y a los que ganan más de ese tope, se les hará el aumento en 39 por ciento. 
 
Por su parte el representante y vocero de Cambio Radical, Hernando Padauí, salió en defensa de la reforma y dijo que su bancada tomó la decisión de respaldarla. Además, desvirtuó una de las mayores preocupaciones que se ha generado: de dónde saldrán los recursos que se destinarán al Sena y al ICBF. 
 
"Con la reforma tributaria las personas que ganen más, deben pagar más, les damos muchos beneficios a muchos productos importantes del sector agropecuario, les quitamos los aranceles para los equipos que tienen que ver con la productividad del sector agropecuario. Por los equipos que debe importar el sector salud, también se dan beneficios", dijo al término del encuentro. 
 
Agregó que es "una reforma completa y sensata", por lo que su partido tomó la decisión "de respaldarla sin ninguna duda. Lo que hay que hacer es socializarla y dejarle claro al país que el Sena y el ICBF no desaparecen, vamos a garantizar sus recursos, es más, se les está dejando un colchón de seguridad dos puntos por encima del presupuesto anterior, más el IPC". 
 
Entre tanto el representante de ese mismo partido Germán Varón, se refirió a los temas que abordaron durante el encuentro con Santos e indicó que se van a resolver puntos con los cuales no se puede votar la reforma: “Se tocaron varios temas, uno el que tiene que ver con lo que se grava la clase media; dos, lo que tienen que ver con la eliminación de los parafiscales para las personas naturales y tres, lo que tiene que ver con zonas de fronteras, en donde deben reducir impuestos y aclarar una preocupación sobre el sector real. Hay por lo menos 80 empresas que por los tratados de libre comercio y por el IVA pueden terminar marchitándose o liquidándose”, dijo. 
 
El Gobierno insistirá en sacar a flote una reforma tributaria que está en su punto de quiebre, pues de fracasar la iniciativa ahora, será muy complejo su estudio y aprobación en 2013, un año pre-electoral en que mucha de la atención de los parlamentarios estará en sus campañas de reelección.