La reducción del déficit estructural que tiene planeado el Gobierno puede verse obstaculizada por los problemas sociales y políticos

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

A través de un comunicado, la calificadora de riesgo internacional, Fitch Ratings  calificó de desafiante la situación fiscal de Colombia este año y señaló que es probable que las reformas tributarias, que incluyen temas como la devolción del IVA, signifiquen una baja de ingresos en 2020, por lo que dependerá de los ingresos extraordinarios lograr el objetivo de déficit fiscal.

Además, explicó que la reducción del déficit estructural que tiene planeada el Gobierno puede verse obstaculizada por los problemas sociales y políticos a los que se seguirá enfrentando el país este año. “El Plan de Financiamiento 2020 recientemente publicado por el Gobierno apunta a un déficit de 2,2% del PIB, por debajo del 2,5% del año pasado. Sin embargo, creemos que esto se basa en supuestos optimistas para el crecimiento del PIB (3,7%, frente al pronóstico del 3,3% de Fitch) y los ingresos fiscales, que el plan considera que se mantendrán estables en el 14,3% del PIB”, señaló la calificadora.

Sobre los ingresos extraordinarios, la Entidad se refirió a que los esfuerzos por disminuir la evasión, las desinversiones en activos no estratégicos, y los mayores dividendos de Ecopetrol y el Banco de la República, sí lograrán mitigar la caída pero no compensarán las pérdidas.