El economista Rudolf Hommes dijo que dada la crisis hay que volver a revisar las prioridades en las exportaciones

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Esta semana la agencia de calificación Fitch Ratings publicó un informe en el que prevé que el déficit fiscal de Colombia pase de 4,5%, como esperaban inicialmente, a 5% para este año. El análisis se basa en un aumento no esperado de la deuda pública y del gasto por los recursos que ha necesitado atender la crisis del Covid-19.

El exministro de Hacienda y economista, Rudolf Hommes, dijo que detrás de esto también está un desbalance en las cuentas de la Nación por depender del petróleo y no haber cambiado eso desde hace años.

¿Cómo debería reaccionar el país ante la crisis del petróleo?
Primero hay que diversificar la economía. No podemos seguir dependiendo del petróleo porque ahí está el resultado, nos quedamos refugiados en el crudo y perdimos 10 o 15 años. Al final vamos a tener que tomar decisiones sobre la canasta productiva, sobre cómo se deben repensar las exportaciones, nadie está haciendo eso ahorita.

Las exportaciones de otros productos venía creciendo, ¿no es un primer paso?
Hemos pasado todas las oportunidades para diversificar la economía, hemos dejado pasar todos esos momentos para tener un fondo de ahorro que no viniera del petróleo y no lo tuvimos, entonces nos toca vivir con lo que tenemos. Hacienda no puede hacer nada con los precios del petróleo, le toca es ver cómo se acomodan, y es un buen momento para repensar el presupuesto porque hay una demanda de gasto que ya empezó; y a su vez es el peor momento para hacerlo, porque viene una demanda de gasto gigantesca.

¿Es momento de acudir a reservas del Emisor?
El Fondo Monetario Internacional (FMI) dice que no va a haber necesidad de acudir al Banco de la República, no sé si eso vaya a ser así o no, pero yo creo que ellos deberían ser el último recurso. Entonces creo que el Gobierno está haciendo lo correcto y se mueve dentro de los límites que existen para la regla fiscal, y si hay que salirse de esos límites habrá que hacerlo, no habrá más remedio.

¿Entonces no estaría mal tocar las puertas del Emisor?
El papel del Banco de la República es el de tener a la economía con suficiente liquidez, y eso lo está haciendo bien. Si eventualmente se necesita acudir más a ellos, después de agotar todos los recursos de otros lados, pues hay que hacerlo, y eso es de común acuerdo con el Gobierno, más no los puede obligar (al Emisor) a hacer ciertas cosas porque se tira una la labor muy grande de muchos años de haber creado una institución comercial. Pero sí, ellos tienen la obligación de responderle a las necesidades del país, entonces yo creo que va a ser necesario, al final el Banco de la República va a tener que darle una financiación al Gobierno, no es pecado, pero para eso es.

Si usted fuera hoy el ministro de Hacienda, ¿cómo reformularía el Presupuesto?
Parece que el Gobierno ya lo tiene contemplado, y es reducir el presupuesto de Defensa, repensarlo y aumentarlo en Salud. Lo que preocupa aquí es la politiquería y la corrupción, ni si quiera llevarla a sus justas proporciones como decían por ahí, sino que hay que hacer algo ya, es el colmo que los mercados que se regalan, algunos los compren más caro, a eso hay que ponerle fin. No se puede hacer nada porque llegó alguien a ganarse una comisión por lo que es para los pobres, eso se debe terminar.

Con tantos sectores perjudicados, ¿cómo priorizar ayudas?
Hay muchos aprovechados para pedir ayudas, el sector privado debe tener una responsabilidad que según la empresa, si de verdad no necesita, no pida. Incluso, esperaría que si la gente no está yendo a trabajar, acepte una reducción de salario; entre la empresa, el Gobierno y el trabajador se puede financiar un programa de emergencia.