Ante la crisis de precios y el impacto del covid-19, Ecopetrol anunció que reducirá en US$1.200 millones las inversiones para este año.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Tal y como lo hizo hace un poco menos de cinco años, Ecopetrol ya ajusta su estrategia para sopesar los choques externos de la coyuntura actual, la crisis de precios internacionales y el impacto del Covid-19. Esta semana la petrolera anunció que implementará un plan de austeridad con el objetivo de enfrentar “las retadoras condiciones del mercado”, que ya tiene haciendo cuentas no solo a las empresas de la industria, sino también a los gobiernos, bancos y hasta organismos internacionales.

En entrevista con LR, Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, dio un balance sobre en qué consiste esta nueva estrategia, la nueva propuesta de pago de dividendos y los ejes principales en los que se enfocarán las inversiones, que desde ya estiman en US$4.300 millones este año tras la reducción de US$1.200 millones por los ajustes.

Aunque el directivo insiste que hoy la compañía es más “eficiente y más resiliente para enfrentar este nuevo panorama mundial”, advierte que aún no se descarta que vengan nuevas fases de ajustes financieros u operaciones. Esto a partir de lo que suceda con la volatilidad de los precios internacional del petróleo y el mercado de los combustibles.

El plan de inversiones estará entre US$3.300 y US$4.300 millones, ¿cómo se dividirá este monto?, ¿Cuánto irá para producción, exploración, energías renovables y refinerías?

Las medidas cobijan a todas las áreas de la empresa y a las filiales que forman parte del Grupo Ecopetrol. Como se le explicó al mercado, las medidas adoptadas se orientan a intervenir oportunidades de inversión en etapas tempranas de maduración, buscando preservar la producción y la caja, así como salvaguardando las inversiones en integridad.

Igualmente, el plan se sustenta en mayores eficiencias; ya hemos logrado más de $13 billones de ahorros en cinco años y ahora vamos por $2 billones adicionales en menores costos y gastos. Ecopetrol es hoy una empresa más eficiente y más resiliente para enfrentar este nuevo panorama mundial.

¿Con estas medidas, y con el barril de petróleo en el rango de hasta menos de US$30, Ecopetrol será rentable y logrará entregar utilidades?

Gracias al proceso de transformación que emprendimos hace cinco años para ser más eficientes y hacer más con menos, hoy la empresa es más resiliente para afrontar este tipo de volatilidades.

No obstante, coyunturas como las actuales requieren de un monitoreo permanente para evaluar si es necesario poner en marcha nuevas fases del plan de ajuste con el fin de mantener la solidez de la compañía. Ya tomamos un paquete de medidas que fueron anunciadas, pero no descartamos que vengan otras fases de este plan de ajuste y eficiencias, a partir de lo que suceda en el mercado internacional del crudo y combustibles.

¿La nueva propuesta de pago de dividendo cambia ese $180 por acción?

No. Solamente cambiaría la fecha para la distribución de las utilidades para el accionista mayoritario, que recibiría 14% el 23 de abril, y el restante 86% en el segundo semestre de este año. No se proponen cambios para los accionistas minoritarios.

Dada esta coyuntura de precios actuales, ¿Ecopetrol se endeudará para cumplir sus inversiones o sus obligaciones financieras?

En este momento no se ha tomado una decisión. La empresa tiene abiertas las posibilidades de financiamiento tanto con la banca local ($ 990.000 millones) como con la banca internacional (USD$665 millones). Cabe recordar que el nivel de apalancamiento de Ecopetrol se ubica en 1,2 al cierre de 2019, lo cual le brinda flexibilidad a la compañía para acceder a los mercados de deuda en caso que se requiera.

¿La coyuntura frenará el plan de consolidación y expansión internacional?¿Disminuirán operaciones, para enfocarla en otras zonas más rentables?

Como se dijo anteriormente, el fin de este plan es preservar la caja y mantener la producción entre 745.000 y 760.000 barriles promedio día. Cada oportunidad de inversión deberá analizarse en detalle, pues dependerá de la rentabilidad de cada proyecto a la luz del nuevo panorama de precios. Lo que debemos interiorizar es que el negocio petrolero cambió y necesitamos ser en extremo rigurosos con cada peso que se invierta o se gaste para asegurar la sostenibilidad de la compañía para todos sus accionistas.