El Gobierno asegura que así se protegen inversiones por US$1.690 millones y se complementa con las medidas de explotación

Joaquín M. López B.

Hay buenas noticias para el negocio de la explotación de hidrocarburos costa afuera. Ayer, el Ministerio de Energía expidió la regulación que da luz verde al aprovechamiento de los proyectos offshore.

Al respecto, el Gobierno explicó que se hizo con base en estándares internacionales, puntualmente teniendo como base la experiencia de países que ya tienen las prácticas. Por eso, la reglamentación se concentra en diferentes aspectos técnicos, operativos, de seguridad de procesos y ambientales.

“Tenemos un gran potencial de hidrocarburos en cuencas costa afuera, y la exploración y producción de estos recursos nos ayudará a aumentar las reservas de gas y petróleo que actualmente alcanzan para 8 y 6,3 años, respectivamente. Además, permitirá convertir a la región Caribe en un gran hub de servicios y bienes petroleros, generar empleo local y aportar a la economía de las ciudades costeras”, aseguró el ministro de Energía, Diego Mesa.

Esa cartera recordó que paralelo a la reglamentación se ha venido trabajando en otros temas del área, pues se adjudicaron 26 bloques en el Proceso Permanente de Asignación de Áreas (25 en áreas continentales y uno en costa afuera) y se realizó la conversión de cinco contratos offshore a E&P.

“De esta manera se aseguraron inversiones por más de US$1.690 millones para la exploración de hidrocarburos en costa afuera”, indicó la cartera.
Hay que recordar que, tanto la explotación como la exploración necesitaban de marcos de regulación diferentes. En el caso del segundo, estos se encuentran fijados en cuestión de normativa desde 2017, por lo que el nuevo documento tiene el objetivo de robustecer los requerimientos de la fase exploratoria.