viernes, 14 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

“Hoy en día muchos sectores de la agricultura están amenazados y perjudicados en materia grave, no tanto por los TLC, sino por el contrabando de alimentos que está en niveles muy altos y preocupantes”, señaló el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo.

De acuerdo con la Asociación de Avicultores de Norte de Santander, el contrabando de pollo y huevo ha diezmado la producción en el presente año en más de un 55%. En presas (pernil, pechuga, alas y otras) los empresarios del departamento han perdido ventas en un equivalente de 500 toneladas al mes. Según reiterados pronunciamientos de la directora Seccional de Aduanas de la Dian en Cúcuta, Martha González Neira, los controles de las autoridades se han venido reforzando y se han intensificado los decomisos en trochas como Las Paredes, el Anillo Vial y la Vía a Pamplona.

Reportes de la Dian en Bogotá, señalan que los decomisos, en lo corrido del año, ascienden a 609.000 unidades, en tanto que se han incautado 985 kilos de pollo. Pero para Fenavi esas cifras son insignificantes frente al tamaño del contrabando, pues en solo la Plaza la Sexta de Cúcuta entran diariamente decenas de camiones venezolanos, repletos de estos dos productos. Se calcula que por Maicao, Cúcuta, Arauca y Nariño, el contrabando de huevo suma diariamente 1 millón de unidades. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que el gobierno está modernizando las aduanas, aumentando los operativos, y señaló que en la reforma tributaria se está proponiendo una gran arquitectura de medidas para luchar contra el flagelo del contrabando, que tiene ingredientes económicos, sociales y políticos.

A la situación descrita por el funcionario, se agrega el ingrediente de poderosas bandas criminales, que van desde los frentes de la subversión y las Bacrim hasta la delincuencia común y la corrupción.