En el marco del primer Diálogo de Australia Colombia, diferentes expertos hablaron de los retos que existen actualmente en sectores como el de la minería.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

Reducir los impactos ambientales y establecer una relación más fructífera con las comunidades son dos de los retos que tiene por delante el sector minero del país para mantener ese crecimiento de 5,3% que experimentó en el primer trimestre del año.

Esa es la conclusión a la que llegaron diferentes expertos que se reunieron ayer en la primera versión del Diálogo Inaugural Australia Colombia (DAC), un encuentro en el que se debatieron las oportunidades de intercambio comercial existentes entre ambos países en diferentes campos como es el de la minería, en el que el país asiático ya tiene inversiones en Colombia.

“De pronto nos ha faltado mejor comunicación con las comunidades (...) Ahora tenemos el mandato de sacar un mecanismo de coordinación que establece que el subsuelo pertenece a la Nación y que ni las comunidades ni los entes territoriales pueden tener capacidad de veto para los proyectos minero-energéticos. Pensamos que sí hay que coordinar y concluir, por ejemplo, debemos asegurarnos de que les llegue un beneficio económico”, aseguró Diego Mesa, viceministro de Minas y Energía, quien resaltó que si bien el aumento de la inversión extranjera directa del primer trimestre fue de 68%, el rubro del sector minero-energético creció hasta 83%.

LOS CONTRASTES

  • Silvana Habib DazaPresidente de la Agencia Nacional de Minería

    “Tenemos que abogar por realizar una minería responsable que piense en los intereses medioambientales y de las diferentes comunidades. Las empresas lo han entendido y estamos trabajando”.

  • Ricardo GaviriaPresidente de Cerro Matoso

    “Una solución para poder resolver este tipo de problemáticas sería que desde las universidades se enseñe una materia relacionadas con ello".

Por su parte, la presidenta de la Agencia Nacional de Minería (ANM), Silvana Habib Daza, resaltó que el país se ha propuesto impulsar la inversión de una minería responsable a través del fomento de los intereses medio ambientales y de las comunidades.

“Ahora tenemos más ojos encima. Nos hemos propuesto no extraer el mineral a costa de la comunidad ni de la sostenibilidad y las compañías lo han entendido. Además, Australia, quien representa una parte importante de las regalías de carbón, es un socio importante en esta materia”, indicó Daza.

Al igual, el presidente de Cerro Matoso, Ricardo Gaviria, opinó que una buena forma de avanzar en estos retos sería que desde las universidades se incluyan materias relacionadas con cómo lidiar con estos problemas. “Los geólogos tienen que conocer de cerca el tema de las comunidades. Ese tipo de problemas no se pueden relegar”, opinó.

También, el representante a la Cámara, Juan Fernando Espinal, abogó por el uso del fracking o fracturación hidráulica en Colombia siguiendo el ejemplo de otros países como Estados Unidos o Australia. “Esta práctica no genera ningún riesgo para el medio ambiente siempre que se haga con responsabilidad. Colombia le tiene que apostar a esta herramienta para poder aumentar las reservas de gas y petróleo y así convertirse en un productor de petróleo”, opinó.

Igualmente, Laura Valdivielso, viceministra de Comercio Exterior, manifestó que Australia es un país fundamental para llegar a Asia-Pacífico. Sin embargo, destacó que se necesita diversificar la oferta exportadora. “Exportamos US$56 millones a Australia y tiene tasas de crecimiento anuales de 3%”, dijo.

La inversión de Australia en Colombia llega a US$2.300 millones
Las relaciones diplomáticas entre Colombia y Australia se establecieron desde 1975 y el diálogo que se realizó es una oportunidad para estrechar lazos. Durante el año pasado, el comercio bilateral creció 30% representado en un intercambio de servicios por unos US$478 millones y en US$92 millones para bienes. En concreto, la inversión del país asiático en Colombia asciende a aproximadamente US$2.300 millones y se concentra en sectores como la minería, la agroindustria, los servicios médicos, la educación y la ingeniería, entre otros.